Avances en la tecnología de sutura de suspensión absorbible

Avances en la tecnología de sutura de suspensión absorbible

Actualidad Médica

Los autores de un nuevo consenso de expertos comparten su amplia experiencia en el tratamiento de más de 500 pacientes y las lecciones aprendidas con la tecnología de sutura de suspensión absorbible Silhouette InstaLift. El consenso, publicado en junio de 2018 en el Journal of Drugs in Dermatology, actualiza los proveedores estéticos en varias áreas, incluida la selección de pacientes, la planificación previa al tratamiento, la colocación de suturas, la atención posterior al procedimiento, los eventos adversos y combina el tratamiento con dispositivos basados en energía InstaLift, neurotoxinas y rellenos.

Aprobado por la FDA para su uso en la parte media de la cara, Silhouette InstaLift (Sinclair Pharma) reposiciona no quirúrgicamente el tejido facial. Con el tiempo, la sutura y los conos absorbibles de la tecnología, hechos de ácido láctico-co-glicólico (PLGA) y ácido láctico poli L (PLLA), ayudan a voluminizar y contornear la cara. Los autores escriben que los pacientes generalmente no necesitan un próximo tratamiento durante 18 meses a dos años, y con frecuencia el mismo requiere menos suturas.

Aunque las suturas de suspensión absorbibles no logran lo que puede lograr un estiramiento facial quirúrgico, la opción mínimamente invasiva salva un vacío para pacientes que pueden no ser candidatos para cirugía o no desean un procedimiento invasivo y necesitan restauración de volumen más allá de lo que los rellenos pueden proporcionar.

Los pacientes ideales tienen fuertes proyecciones óseas, una piel lo suficientemente gruesa para evitar la palpabilidad de la sutura, así como también suficiente elasticidad de la piel para acomodar el reposicionamiento. Por otro lado, los pacientes cuya piel es delgada, tiene poca elasticidad, está dañada por el sol o tiene arrugas extensas tienden a no ser candidatos ideales. Dicho esto, los autores señalan que los pacientes maduros pueden beneficiarse del reposicionamiento y la reconstitución del tejido con Silhouette InstaLift. Sus resultados pueden ser menos dramáticos dada la capacidad disminuida de producir colágeno que viene con el envejecimiento.

Una actualización desde un documento de consenso sobre la seguridad y eficacia de las suturas de suspensión reabsorbibles publicado en el Journal of Drugs in Dermatology, en julio de 2017, es que los pacientes de piel más gruesa podrían ser mejores candidatos para Silhouette InstaLift de lo que se pensaba. Los autores informan que los proveedores pueden lograr buenos resultados si usan suficientes suturas y si la piel de los pacientes es móvil y flexible.

Consideraciones críticamente importantes

Los autores señalan consideraciones “críticamente importantes” que han experimentado en el último año:

– La técnica adecuada es vital y los proveedores deben buscar capacitación con un representante del dispositivo o a través de opciones de educación médica continua.

– Los autores prefieren la sutura de 8 conos para todas las aplicaciones faciales.

– Los proveedores deben usar una cantidad suficiente de suturas para reposicionar de manera óptima el tejido descendido. Por ejemplo, cuatro o más suturas en cada lado de la cara brindan el beneficio mecánico requerido para reubicar el tejido en múltiples áreas anatómicas. Los autores recomiendan a los proveedores que adapten la técnica para abordar las necesidades individuales del paciente, al tiempo que ofrecen recomendaciones generales para evitar una corrección insuficiente.

– Además de las mejillas y los pliegues nasolabiales, los proveedores deben considerar la quijada y la mandíbula como parte del tratamiento de sutura de suspensión absorbible.

– Los proveedores deben orientar los conos opuestos de la sutura en línea recta, frente a una formación en U o V. El enfoque, llamado planificación lineal en línea recta, garantiza un posicionamiento tisular duradero y efectivo y la máxima regeneración de colágeno, mientras que las otras formaciones no sólo reducen la capacidad de levantamiento general sino que también aumentan las posibilidades de desplazamiento de la sutura.

– Los proveedores deben inyectar lidocaína al 1% con epinefrina en los sitios de entrada y salida, no en las rutas de sutura. Los pacientes necesitan poder sentir dolor en las vías de sutura porque eso podría indicar que la aguja está en el plano incorrecto, según los autores.

– Los proveedores deben colocar las suturas en una línea recta, perpendicular a la piel que requiere levantamiento, para maximizar el levantamiento mecánico y el anclaje.

Fuente: aestheticchannel.com

Entrada anterior
Descubren anticuerpos que neutralizan la inflamación del acné
Entrada siguiente
Las enfermedades mentales más frecuentes

No hay resultados

Menú