¿De qué se trata el fish spa?

Medicina Estética

Los «garra rufa», peces usados para hacer la pedicura como moda en algunas estéticas, podrían llegar a transmitir enfermedades muy peligrosas como el SIDA y la hepatitis C.

La Agencia británica para la Protección de la Salud (HPA), tras una investigación desarrollada durante seis meses sobre esta práctica de origen turco, ha determinado que el tratamiento puede ser perjudicial para la salud si no se tienen en cuenta ciertas recomendaciones. Los riesgos, aunque poco probables, existen.

Estos peces nadan en aguas termales donde se sumergen todo tipo de pacientes. A través de los mordiscos de los animales, bacterias y virus pueden ser transmitidos de unos clientes a otros. De ahí que ya hayan sido prohibidos en algunas zonas de EE.UU. y Canadá.

Cuando las tinas para pedicura están llenas de peces, éstas no puede ser desinfectadas lo suficientemente bien entre un cliente y otro, y no hay forma de desinfectar a los mismos peces. El agua también es un caldo de cultivo para reproducir bacterias, tal como se señaló en un informe del Centro para el Medio Ambiente, Pesca y Acuicultura del Reino Unido. El informe señaló que incluso la cortada más ínfima puede infectarse rápidamente cuando se está expuesto a las bacterias que proliferan en las escamas del pez o en sus desechos. La pedicura con peces ya ha sido prohibida en 10 estados de EE.UU. debido al riesgo a la salud. Además, es cruel con los animales debido a que a los peces que se utilizan se les debe hacer pasar hambre con el fin de hacerlos comer piel muerta para su sustento.

Las personas con diabetes o psoriasis tienen un riesgo mayor de infección. La HPA la desaconseja, por ejemplo, en personas con diabetes o psoriasis -por tener un riesgo mayor de infección- o aquellas con Hepatitis B o VIH que serían susceptibles de transmitir esos virus durante el tratamiento.

La agencia recomienda, además, elegir un centro de belleza que cumpla con unas garantías sanitarias y avisa de que es importante que los empleados del mismo lleven a cabo un exhaustivo análisis de los pies del cliente para comprobar que este no tiene ningún corte ni herida antes de introducirse en el agua.

Fuentes: abc.es / petalatino.com

,
Entrada anterior
Hepatitis: Tipos, formas de contagio
Entrada siguiente
¿Vegano o vegetariano? Diferencias y características

No hay resultados

Menú