Ácido hialurónico para tratar la sequedad vaginal

Ácido hialurónico para tratar la sequedad vaginal

Actualidad Médica

Las mujeres padecen de manera frecuente un malestar que afecta a su calidad de vida, así como a la intimidad con su pareja. Se trata de la sequedad vaginal, algo que puede manifestarse a cualquier edad, siendo más frecuente en la edad peri o post menopáusica, y suele acompañarse de escozor, irritación, picor, sensibilidad e inflamación en la zona vaginal. Esto, además, provoca relaciones sexuales poco placenteras y/o dolorosas en la paciente.

Importancia de los estrógenos en la lubricación vaginal

El hecho de que la vagina se reseque se produce, normalmente, por una disminución de los niveles de estrógenos, es decir, las hormonas sexuales femeninas. Estas se encargan, entre otras muchas funciones, de mantener los tejidos de la vulva saludables y con lubricación suficiente. Gracias a los estrógenos el revestimiento de la vagina produce un fluido lubricante que hace que la vagina esté humectada e hidratada, así como que las relaciones sexuales sean agradables y no dolorosas.

Si hay una disminución de los niveles de estrógenos en el cuerpo, la mucosa de la vagina se encoge, volviéndose más gruesa y reduciendo el fluido lubricante, lo que provoca resequedad e inflamación o vaginitis.

¿Por qué se produce la sequedad vaginal?

Una reducción de los niveles de estrógenos puede deberse a:

– Medicación u hormonas empleadas en el tratamiento de algunas enfermedades, como cáncer de mama, miomas uterinos, endometriosis, acné severo, infertilidad. También los anticonceptivos orales.
– Llegada de la menopausia y climaterio.
– Extirpación de los ovarios.
– Estrés o depresión.
– Ejercicio intenso.
– Radioterapia en el área pélvica o quimioterapia
– Liquen escleroatrófico vulvar

Asimismo, también hay mujeres que sufren sequedad vaginal semanas después del parto o si están amamantando, ya que los niveles de estrógenos están más bajos entonces. Sin embargo, conforme pase el tiempo se recuperarán los niveles normales de esta hormona, disminuyendo las molestias por la tirantez y la sequedad.

El tabaco, los tampones o los preservativos también pueden causar o empeorar la sequedad vaginal, y la vagina puede irritarse más si se utilizan jabones muy agresivos o si la higiene es excesiva.

¿Cuándo acudir al especialista y cómo se tratará la sequedad vaginal?

Cuando aparecen en la paciente molestias vulvovaginales es importante un diagnóstico preciso, así como identificar las causas que la están produciendo. Los síntomas y molestias derivados de la sequedad vaginal, si se convierten en crónicos, interfieren en la calidad de vida de las mujeres y en la relación con sus parejas.

Actualmente existen tratamientos en Medicina Estética muy efectivos para re-hidratar la mucosa vaginal, por el efecto humectante del ácido hialurónico. Además, se mejoran las relaciones sexuales y se refuerza la autoestima de la mujer. Son tratamientos indicados también en casos de atrofia vulvovaginal, para restaurar el volumen de los labios mayores, devolver firmeza al pubis, hidratar y tonificar la piel. Este tratamiento tiene muy buenos resultados cuando se combina con los factores de crecimiento inyectados (Plasma Rico en Plaquetas).

Los tratamientos se llevan a cabo con pequeñas inyecciones de ácido hialurónico reticulado en la zona a tratar. No es necesario tiempo de recuperación y la paciente puede reincorporarse al trabajo o a su rutina habitual inmediatamente después del tratamiento. Consiste en una única sesión, se realiza en la misma consulta de forma ambulatoria y los efectos duran entre 8 y 12 meses.

Fuente: topdoctors.es

Entrada anterior
Hábitos educativos para mejorar la salud de los niños
Entrada siguiente
Más alimentos ultraprocesados, menos salud cardíaca
Menú