Cáncer cervicouterino

Cáncer cervicouterino: Actualidad

El cáncer cervicouterino es el tercero más común entre las mujeres de América Latina y el Caribe. Cada año, más de 72,000 mujeres son diagnosticadas y más de 34,000 fallecen por cáncer cervicouterino en la Región de las Américas.

La vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) puede reducir significativamente el riesgo de cáncer cervicouterino. La Organización Panamericana de Salud (OPS) recomienda vacunar a las niñas de 9 a 14 años, cuando la vacuna es más efectiva. Las vacunas de VPH están disponibles en 35 países y territorios de las Américas, pero las tasas de cobertura con las dos dosis aún no alcanzan el 80% de las niñas. Junto con la vacunación, el tamizaje, el diagnóstico temprano y el tratamiento de las lesiones precancerosas pueden prevenir nuevos casos y muertes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha priorizado la eliminación del cáncer cervicouterino como problema de salud pública. En las Américas, los ministros de salud aprobaron un plan de acción regional dirigido a reducir en un 30% los nuevos casos y muertes por cáncer cervicouterino para 2030.

Con el fin de sensibilizar al público, la OPS lanzó la campaña “Es hora de poner fin al cáncer cervicouterino”. Esta campaña es especialmente relevante para mujeres, padres y madres, y profesores, ya que proporciona información sobre el cáncer cervicouterino y lo que pueden hacer para prevenirlo.

Datos

– En 2018, más de 72.000 mujeres fueron diagnosticadas de cáncer cervicouterino y casi 34.000 fallecieron por esta enfermedad en la Región de las Américas.

– Las tasas de mortalidad son 3 veces más altas en América Latina y el Caribe que en Norteamérica, evidenciando enormes desigualdades en salud.

– El tamizaje, seguido del tratamiento de las lesiones precancerosas identificadas, es una estrategia costo-efectiva de prevención.

– La vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) puede reducir significativamente el riesgo de cáncer cervicouterino. La OPS recomienda vacunar a las niñas de 9 a 14 años, cuando la vacuna es más efectiva.

– Las vacunas de VPH están disponibles en 35 países y territorios de las Américas, pero las tasas de cobertura con las dos dosis aún no alcanzan el 80% de las niñas.

¿Se puede prevenir el cáncer de cuello uterino?

La forma más común de cáncer de cuello uterino comienza con cambios precancerosos, y existen maneras de detener el origen de esta enfermedad. La primera es al encontrar y tratar los precánceres antes de que se tornen en verdaderos cánceres, y la segunda es al prevenir los precánceres.

Detección de precánceres de cuello uterino

Una manera bien comprobada de prevenir el cáncer de cuello uterino consiste en hacerse pruebas de detección. Hacer estas pruebas permite encontrar afecciones que podrían resultar en precánceres que pueden ser detectados antes de que se tornen en cánceres invasivos. La prueba de Papanicolaou y la prueba del virus de papiloma humano (VPH) son pruebas que se emplean específicamente con este objetivo. Si se encuentra un precáncer, se puede tratar para prevenir el cáncer de cuello uterino antes de que comience.

La prueba o recolección de la muestra de Papanicolaou es un procedimiento que se usa para la obtención de células del cuello uterino con el fin de observarlas con un microscopio y así detectar si hay cáncer y precáncer. Es importante mencionar que la mayoría de los casos de cáncer invasivo de cuello uterino son detectados en mujeres que no se sometieron a las pruebas rutinarias de Papanicolaou. Una prueba del Papanicolaou se puede realizar durante un examen pélvico, aunque un examen pélvicos no necesariamente incluye una prueba de Papanicolaou.

Se puede hacer una prueba de VPH en la misma muestra de células obtenidas de la prueba de Papanicolaou. La prueba del VPH puede ayudar a saber si hay una infección con el virus del papiloma humano, la cual es una afección que podría resultar en precánceres.

Para prevenir el cáncer de cuello uterino, lo más importante es realizarse las pruebas según las guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer. Estas guías se incluyen en Prevención y detección temprana del cáncer de cuello uterino. También se incluye información sobre el tratamiento en caso de que los resultados de la prueba de Papanicolaou sean anormales.

Qué hacer para prevenir los precánceres

Según su edad, su estado general de salud y su riesgo personal de cáncer de cuello uterino, a continuación se mencionan algunas medidas que puede tomar que puede que ayuden a prevenir afecciones que podrían resultar en precánceres.

– Vacunarse contra el VPH
– Hacer las pruebas de detección, incluyendo la prueba de Papanicolaou y la prueba del VPH
– No fumar
– Limitar el número de parejas sexuales
– Usar condón

Fuentes: OMS / OPS / cancer.net

,
Entrada anterior
¿Qué es la hipoclorhidria?
Entrada siguiente
Algunas complicaciones de los queloides
Menú