Cicatrices de acné: Causas, tipos

Cicatrices de acné: Causas, tipos

Actualidad Médica

Convivir con el acné puede ser difícil pero, para muchas personas, los problemas continúan aunque hayan desaparecido las pápulas y las pústulas. El acné puede dejar marcas y cicatrices en la piel y, en los casos de acné severo, las cicatrices que dejan pueden ser también muy graves y causar gran preocupación.

Hay varias soluciones para corregir estas cicatrices, aunque naturalmente el mejor tratamiento es la prevención; es decir, que no lleguen a formarse cicatrices. Si sufre de acné severo, le recomendamos que consulte a un especialista lo antes posible. Éste podrá recomendarle un tratamiento para aliviar el acné, de manera que se evite en gran medida la aparición de cicatrices.

Indudablemente, la consecuencia más severa y más visible del acné son las cicatrices, pero el acné puede dejar otras marcas como por ejemplo, marcas de granos provocadas por la hiperpigmentación postinflamatoria (PIH).

¿Qué provoca las cicatrices del acné?

Evite la tentación de tocar los puntos negros, las espinillas y otras imperfecciones, con los dedos o con cualquier otro objeto. Cuando presiona demasiado estas imperfecciones (en especial las que no están totalmente formadas aún) puede dañar las venas finas, las glándulas y los tejidos que los rodean. Esto puede empeorar los síntomas del acné y aumentar el riesgo de que se formen cicatrices.

Las cicatrices se forman cuando la capa más externa de la piel, la epidermis, está dañada y las capas más profundas de la piel también están afectadas. La piel no es capaz de regenerarse con la eficacia habitual y esta herida se verá sustituida por un tejido granulado que está compuesto de fibras de colágeno. Estas fibras rellenan la herida desde el interior hacia el exterior y facilitan la curación de la zona de piel dañada. Este tejido de sustitución puede curar la herida, pero también queda muy visible.

Existen varios tipos distintos de cicatrices

A continuación se indican los asociados más estrechamente al acné:

Cicatrices atróficas

Se trata de cicatrices hundidas o en fosa que a veces se denominan “cicatrices en pica-hielo”. Se forman cuando la herida no se cura correctamente y se produce una cantidad demasiado pequeña de tejido de unión. A continuación, la cicatriz se desarrolla por debajo del tejido circundante y se forma una marca (hoyuelo) pequeña y visible.

Cicatrices hipertróficas

Las cicatrices hipertróficas se pueden reconocer por una elevación de la piel o del tejido cicatricial. Donde antes había una imperfección inflamada, la piel produce un tejido “inferior”. No tiene la misma estructura que el tejido sano y, por lo tanto, se vuelve más gruesa y aparece por encima de la piel circundante.

Queloides

Cuando una cicatriz hipertrófica continúa creciendo y se propaga a otras zonas de la piel, se conoce como queloide. Las cicatrices queloides están elevadas y presentan un color púrpura-rojizo al aparecer, pero luego se difumina este color. Este tipo de cicatriz está provocada ocasionalmente por el acné. Es más frecuente que aparezca con las quemaduras.

¿Cómo afectan las cicatrices del acné a la salud de la piel?

Una cicatriz del acné difiere de la piel que le rodea por su aspecto y por su comportamiento.

Las glándulas sudoríparas y las glándulas sebáceas no pueden corregir el tejido cicatricial y el pelo no puede crecer en ellas. El tejido cicatricial también tiene menos fibras elásticas, así que a menudo tiene mayor dureza en el aspecto y en el tacto. La circulación y la hidratación también están en peligro en el tejido cicatricial, dificultando que la piel cicatricial conserve los niveles de hidratación que necesita, pudiendo desecarse.

Fuente: eucerin.es

,
Entrada anterior
Estrías: Etiología, clínica y tratamiento
Entrada siguiente
Comer rápido se asocia a un mayor riesgo de niveles altos de triglicéridos
Menú