El estrés psicológico como causa del acné

El estrés psicológico como causa del acné

Actualidad Médica

El aumento del estrés está fuertemente correlacionado con una mayor gravedad del acné, según estudio de alumnos de la facultad de Medicina de la Universidad King Abdulaziz en Jeddah, Arabia Saudita.

Aunque es ampliamente aceptado que existe una relación entre el estrés y el acné, pocos estudios han evaluado esta relación, por lo que los investigadores analizaron la relación en 144 estudiantes, que tenían entre 22 y 24 años.

Se les pidió a los jóvenes completar la Escala de Estrés Percibido (PSS por sus siglas en inglés). Este auto-cuestionario de 14 ítems es ampliamente utilizado en la investigación del estrés e incluye algunos factores de confusión en la gravedad del acné, como menstruación, calor y humedad, sudoración, uso de productos cosméticos y de maquillaje, productos para el cabello graso, uso de esteroides tópicos, y otros.

Una vez que los estudiantes completaron el cuestionario, fueron examinados por un interno, que había sido entrenado por un dermatólogo consultor, para la presencia de lesiones de acné. La gravedad del acné se calificó de acuerdo con el sistema mundial de clasificación del acné (GAGS) y se observó el tipo de lesiones de acné presentes (comedones, pápulas, pústulas y nódulos) y su ubicación.

Tres estudiantes (2.1%) no tenían acné, 104 estudiantes (72.2%) tenían acné leve, 33 estudiantes (22.9%) tenían acné moderado y 4 estudiantes (2.8%) tenían acné severo.

El aumento de la severidad del estrés se correlacionó fuertemente con el aumento de la gravedad del acné, y esta relación fue estadísticamente significativa (r = 0,23, p <0,01). De los ocho agravantes del acné incluidos en el cuestionario de la Escala de Estrés Percibido, sólo se encontró que el calor y la humedad excesivos tuvieron un impacto estadísticamente significativo (p <0.05%).

Los investigadores dijeron que el calor y la humedad pueden hacer que sea más favorable para Propionibacterium acnes para colonizar la hiperplasia ductal.

Si bien el estudio mostró que existe una asociación entre el acné y los niveles de estrés, no demostró un papel causal para el estrés, comentó Aryan Maleki, estudiante de medicina en Barts y la Escuela de Medicina y Odontología de Londres, Londres, Reino Unido.

Se sabe que el acné afecta negativamente la calidad de vida y el estado de ánimo, por lo que es posible que el acné pueda generar estrés y no al revés, dijo. Una forma de establecer una relación causal más fuerte sería mediante la evaluación de si las técnicas de reducción del estrés pueden reducir significativamente la gravedad del acné.

“También ayudaría a distinguir si el estrés que conduce al acné proviene de factores extrínsecos o si se debe a la predisposición ‘intrínseca’ de un individuo a producir respuestas de estrés”, dijo.

Shadi Zari, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Jeddah, en Arabia Saudita, dijo que se han propuesto varios mecanismos para explicar cómo el estrés podría agravar el acné.

En mujeres adultas con acné, el estrés crónico aumenta la secreción de andrógenos suprarrenales y produce hiperplasia sebácea. La activación del eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA) es la principal respuesta adaptativa al estrés sistémico. En respuesta al estrés emocional, el eje HPA activa mayores niveles de liberación de cortisol.

La hormona liberadora de corticotropina (CRH) es el elemento más proximal del eje HPA. CRH actúa como coordinador central de las respuestas neuroendocrinas y conductuales ante el estrés. La CRH estimula la producción de lípidos de las glándulas sebáceas y la esteroidogénesis, que contribuye al acné.

“Los estudios también han demostrado un aumento de la expresión de CRH en las glándulas sebáceas de la piel afectada por el acné, en comparación con una baja expresión en la piel normal. Esta regulación al alza de la expresión de CRH en la piel afectada por el acné puede influir en los procesos inflamatorios que conducen a las lesiones de acné inducidas por el estrés “, dijo Zari. “CRH también induce la producción de citocinas IL-6 e IL-11 en los queratinocitos, lo que contribuye a la inflamación, que se considera como un componente clave en la patogénesis del acné”.

Además, los nervios periféricos liberan la sustancia neuropéptido P o el péptido vasointestinal en respuesta al estrés. La sustancia P estimula la proliferación y diferenciación de las glándulas sebáceas y regula positivamente la síntesis de lípidos en las células sebáceas.

Para las personas con acné, el estrés psicológico podría retrasar la curación de las heridas, lo que podría afectar la reparación de las lesiones de acné, agregó Zari.

Fuente: aestheticchannel.com

,
Entrada anterior
Las enfermedades mentales más frecuentes
Entrada siguiente
18,1 millones de nuevos casos de cáncer en el mundo en 2018
Menú