Grasa abdominal. Importancia y cómo eliminarla

Medicina Estética

La grasa abdominal afecta al organismo más de lo que creemos. Estos son los aspectos más relevantes y a menudo poco conocidos sobre este tipo de grasa. El objetivo es recordar la importancia de controlar el sobrepeso, especialmente la grasa localizada en la barriga, para evitar problemas como la diabetes o la disfunción eréctil, entre otras.

1. La grasa abdominal puede afectar a la vida sexual de los hombres. Los hombres que tienen una importante acumulación de grasa abdominal tienen menos masa muscular y por eso sus niveles de energía y su libido disminuyen en comparación a hombres que están en forma. Además, una de las principales consecuencias de la diabetes en hombres es la disfunción eréctil, que acaba afectando al 30-50% de los que padecen la enfermedad.

2. El perímetro de la cintura es un buen indicador sobre salud en nuestro cuerpo: Con un máximo establecido de 88 cm en mujeres y 102 cm en hombres, superar estas medidas indica que el riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares y/o diabetes es 3 veces mayor en comparación con aquellas personas que no alcanzan estas dimensiones. A su vez, la acumulación de grasas en el abdomen aumenta un 20% el riesgo de mortalidad.

3. La grasa abdominal es metabólicamente más activa. Existen dos tipos de grasa, aquella que es subcutánea que se deposita debajo de la piel y no comporta en niveles normales problemas en la salud y la metabólicamente activa que se deposita mayoritariamente en la zona abdominal. Esta grasa es de fácil eliminación al principio, pero si se deposita durante mucho tiempo en la zona abdominal cuesta más eliminar, llegando a producir complicaciones en los órganos del cuerpo y aumentando la resistencia a la insulina, conllevando un mayor descontrol del azúcar en sangre.

4. Las personas con acumulación de grasa abdominal son más propensas a sufrir diabetes tipo 2. La grasa abdominal aumenta las posibilidades de padecer una diabetes tipo 2. Los hombres con perímetro de cintura superior a 102 cm son 22 veces más propensos a desarrollar diabetes tipo 2 mientras que en las mujeres con una cintura superior a 88 cm tienen casi 32 veces más posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

5. Reducir la grasa abdominal es una buena opción para controlar la diabetes tipo 2. Perder peso es una muy buena opción para controlar o prevenir una diabetes tipo 2. Para ello, existen tratamientos de pérdida de peso bajo control médico .

6. La acumulación de grasa en la zona abdominal es más frecuente en hombres que mujeres. Generalmente las mujeres acumulan su grasa corporal alrededor de caderas, nalgas y muslos, lo que no afecta directamente a órganos internos. En cambio la mayor parte de los hombres la concentran es su zona abdominal, convirtiéndose en un problema para su salud.

7. Los diabéticos pierden menos grasa abdominal que la personas que no padecen diabetes. Un estudio sobre el ejercicio físico en diabéticos reveló que en el mismo periodo de tiempo y con los mismos ejercicios físicos los diabéticos sólo perdían un 4% de su grasa abdominal, mientras que las personas que no padecían esta enfermedad reducían un 13% sus niveles. Por eso es importante que los tratamientos de pérdida de peso para diabéticos también se marquen un objetivo de reducción del PC.

8. La ubicación de la grasa es más importante que la cantidad total de grasa almacenada. Los expertos recuerdan la importancia de controlar el perímetro de la cintura (PC) como indicador de salud, ya que recientes investigaciones corroboran que la ubicación de la grasa en el cuerpo es más importante que la cantidad de grasa almacenada, puesto que la que se acumula en el abdomen es la que favorece la aparición de enfermedades crónicas graves principalmente.

Cómo eliminar la grasa abdominal

– Ejercicios: Haz intervalos, o rutinas quemadoras de grasa de alta intensidad, para que seas capaz de quemar grasa en menos tiempo.

– Añade más proteína a tu dieta. Trata de que por lo menos el 30% de tu consumo de calorías totales provenga de las proteínas, y también come más verduras crudas para que puedas quemar más rápido la grasa. Investigadores de la Universidad de Colorado encontraron que aquellas personas que tienen la mayor parte de su grasa corporal almacenada en el abdomen, tienen tendencia a perder más rápido esa grasa cuando sus dietas son más ricas en proteínas y grasas saludables

– Añade yogur a tu dieta de calorías reducidas. Un Estudio de la Universidad de Tennessee encontró que las personas que incluyeron yogur en sus dietas para perder peso, perdieron 81% más grasa de la barriga, que aquellas personas que no incluyeron yogur en sus dietas para rebajar de peso, porque el calcio presente en el yogur, y en otros productos lácteos, ayuda a que tu cuerpo queme una mayor cantidad de grasa, y este calcio también limita la cantidad de nueva grasa que tu cuerpo puede producir.

– Evita el estrés. El estrés causa que tu cuerpo libere una hormona llamada Cortisol, que aumenta la grasa en tu abdomen, incluso el cortisol hace que te sientas muy hambriento, así que tendrás esa tendencia a comer demasiado para tratar de calmar la ansiedad provocada por aquellas situaciones estresantes, y desafortunadamente, la mayor parte de la grasa que podrías ganar por haber comido en exceso, será grasa que se acumulará en tu abdomen debido a que la mayoría de los receptores del Cortisol se encuentran ubicados en esa zona.

Fuentes: abc.es / nowloss.com

Entrada anterior
Corrección de la estética vaginal mínimamente invasiva
Entrada siguiente
Calorías: Calidad Vs. Cantidad
Menú