Láser Q Switched para tratar manchas profundas

Láser Q Switched para tratar manchas profundas

Medicina Estética

El Q Switched, es un moderno láser diseñado específicamente para la eliminar aquellas manchas profundas, las manchas que deja el sol, los tatuajes, los hongos de los pies (la onicomicosis).

La energía lumínica suministrada por la plataforma Láser Q Switched, tiene especial afinidad por la melanina, cromóforo responsable de la gran mayoría de manchas cutáneas, alterándola por un fenómeno fotoacústico, y siendo reabsorbida por el propio sistema inmunológico.

El tratamiento dura solo 20 minutos como máximo. Es ideal también para tratar el tensado del cuello y de los párpados, las manchas que deja el embarazo o alguna alteración hormonal (esas manchas conocidas como melasmas), eliminar el color oscuro de la ojera y otros.

En un paciente con manchas faciales por radiación solar y/o de origen hormonal, los sistemas fotográficos con software para el análisis del componente pigmentario cutáneo (Antera y Visia) permitirán saber si la mayor parte del componente pigmentario es superficial (epidérmico) o profundo (dérmico), determinando así la técnica y protocolo terapéuticos a aplicar.

Lo que más preocupa a la hora de marcar el protocolo terapéutico es que debajo el componente melánicose encuentre en la dermis un exceso de vascularización que solo se puede cuantificar mediante estos sofisticados sistemas fotográficos que dispongan de sistemas de análisis del componente pigmentario de la piel.

En ese caso, lo primero que se debe eliminar es el componente vascular con un láser de colorante pulsado. Si no se actuara de esta manera se podría dar lugar a la aparición de un efecto secundario de tipo hiperpigmentación post-inflamatoria, es decir, depósitos de metahemoglobina en la dermis que oscurecerían la piel durante meses o incluso años.

Al no haber realizado un diagnóstico previamente existiría el riesgo de empeorar el aspecto estético de la zona a tratar.

Una vez confirmada la benignidad de las manchas, el tratamiento para eliminarlas es muy sencillo, ya que se puede utilizar el láser Q-Switched, de forma rápida, que desde la primera sesión obtiene una enorme eficacia.

Al tratar estas lesiones con láser, la energía es captada selectivamente por la melanina y se produce una reacción fotoacústica, que destruye el pigmento y permite su eliminación por el sistema inmune del paciente.

Cuidados posteriores

Tras el tratamiento aparece una fina costra oscura, que habrá que cubrir con tratamiento tópico específico (regenerador dermoepidérmico y sustancias emolientes) y no retirar manualmente. Se pueden usar técnicas cosméticas de maquillaje.

En tratamiento de zonas grandes con gran componente inflamatorio, se pauta la recuperación con LEDS.

Se desaconseja la exposición solar directa tanto anterior como  posterior al tratamiento, siendo necesaria la aplicación de un factor de protección solar (como mínimo SPF 50+ o “no sun”).

Fuente: elitelaser.es

,
Entrada anterior
Relleno y bioestimulación con ácido hialurónico
Entrada siguiente
10 cosas que debes saber antes de hacerte un tatuaje
Menú