¿Qué es el Lupus? ¿Cómo enfrentarlo?

¿Qué es el Lupus? ¿Cómo enfrentarlo?

Bienestar Integral

El lupus es una enfermedad crónica, inflamatoria y autoinmune que puede afectar varias partes del cuerpo, especialmente la piel, las articulaciones, la sangre y los riñones. Para la mayoría de la población, el lupus es una enfermedad no muy aguda, que afecta a pocos órganos. En otros casos, puede causar problemas muy serios y hasta amenazar la vida.

El sistema inmune del cuerpo normalmente fabrica proteínas -llamadas anticuerpos- que protegen al organismo contra los virus, las bacterias y otros materiales extraños. Estos materiales extraños al cuerpo se llaman antígenos.

En una enfermedad autoinmune como el lupus, el sistema inmune pierde su habilidad de distinguir entre las sustancias extrañas (antígenos) y sus propias células y tejidos. Es decir, que el sistema inmune fabrica anticuerpos dirigidos contra el propio cuerpo. Éstos se acumulan en los tejidos y pueden causar inflamación, daños a los tejidos y dolor.

En foco

El lupus tiene muchas caras. Sus variados síntomas pueden parecerse a los de otras enfermedades, lo que dificulta su diagnóstico. Sin embargo, análisis de laboratorio cada vez más específicos pueden ayudar a la hora de detectar la enfermedad en forma precoz. En general, es el reumatólogo el que coordina la evolución de la afección con las demás especialidades.

Hay fundamentalmente dos tipos de lupus: el lupus discoide, que afecta especialmente la piel y se identifica por una erupción que puede aparecer en la cara (en forma de alas de mariposa), en la nuca y/o en el pericráneo. Suele ser una enfermedad menor, aunque quizás más difícil de llevar a nivel social, laboral, etc. por ser más visible. Y el lupus sistémico, que suele ser más severo, ya que puede afectar a cualquier órgano o sistema del cuerpo, aunque no hay dos pacientes que tengan síntomas idénticos. La enfermedad cursa en forma ondulatoria con períodos de crisis o estallidos de la enfermedad y otros llamados de remisión, en los que la enfermedad se adormece y los síntomas desaparecen.

El lupus no es contagioso. No está relacionado con el cáncer ni con el SIDA. No es hereditario, aunque existe una predisposición genética, que puede despertar o no, a lo largo de la vida. No afecta la fertilidad, aunque se recomienda planificar el embarazo para los períodos en los que la enfermedad se adormece y se está recibiendo menos medicación.

Aunque se desconocen sus causas, existen ciertos factores del medio ambiente y genéticos que juegan un papel de importancia, tales como la exposición a la luz ultravioleta, el estrés extremo, factores hormonales, las infecciones, algunos antibióticos (especialmente los de la familia de la sulfa y la penicilina), ciertas drogas. Hay factores genéticos específicos que se están investigando en profundidad desde hace tiempo.

Entre los síntomas más frecuentes se señalan:

* Dolor articular y muscular
* Fiebre alta recurrente
* Fatiga
* Erupción en la piel
* Úlceras en boca o nariz
* Caída del pelo
* Afectación renales
* Abortos espontáneos
* Cambio de color en los dedos por efecto del frío (síndrome de Raynaud)
* Pericarditis, pleuritis

El tratamiento dependerá de los órganos afectados y de la severidad del cuadro en cada paciente. En general, se recurre a medicamentos específicos acompañados de hábitos saludables en la dieta y el ejercicio, abandonar el tabaquismo y aumentar los cuidados frente a la exposición solar.

Los medicamentos que a menudo se recetan son:

* Anti-inflamatorios no esteroides (AINES)
* Paracetamol
* Corticosteroides (Esteroides)
* Antipalúdicos (Hidroxicloroquina)
* Drogas Citotóxicas
* Drogas biológicas

El tratamiento temprano puede disminuir la posibilidad del daño permanente en los tejidos u órganos, y reducir el tiempo de ingesta de altas dosis de drogas.

El lupus afecta a 1 persona cada 1.500, razón por la cual integra el colectivo de enfermedades poco frecuentes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que mundialmente hay entre 6.000 y 8.000 enfermedades poco frecuentes identificadas, cuya incidencia en la población mundial es entre el 6 y el 8%.

Apoyo emocional y ensayos clínicos son foco para 2019

La 16a celebración anual del Día Mundial del Lupus el 10 de mayo destaca cómo el apoyo emocional ayuda a las personas con lupus a sobrellevar sus efectos en la salud y la necesidad de voluntarios para el ensayo clínico de lupus. El Día Mundial del Lupus está patrocinado por la Federación Mundial de Lupus, una coalición mundial de más de 200 grupos de pacientes con lupus, que busca crear conciencia sobre el lupus y abogar por fondos más significativos para la investigación, educación y servicios de apoyo para el millón de personas en todo el mundo que viven con. La enfermedad autoinmune crónica y potencialmente mortal.

El lupus a menudo causa dolor intenso y fatiga abrumadora que interfiere con las actividades de la vida diaria. El aislamiento y la depresión resultantes del lupus pueden ser devastadores. El impacto emocional del lupus puede ser tan incapacitante como los síntomas físicos. Las personas con lupus pueden beneficiarse del apoyo emocional y la comprensión de amigos y familiares que a menudo no aprecian los graves efectos en la salud del lupus.

Solo una terapia desarrollada explícitamente para el lupus ha recibido aprobación regulatoria en casi 60 años. Con más de 40 terapias potenciales en desarrollo, la necesidad de voluntarios con lupus para inscribirse en un ensayo clínico es fundamental para que haya un arsenal de tratamientos. El lupus puede afectar a cualquier sistema de órganos, y una terapia no es adecuada para tratar la enfermedad, que puede tener múltiples síntomas que varían de persona a persona.

Fuentes: clarin.com / worldlupusday.org

Entrada anterior
Melanoma: Cuidado con los lunares
Entrada siguiente
¿En qué consiste la Dermoabrasión?

No hay resultados

Menú