¿Qué son los Siringomas?

Medicina Estética

Los siringomas son bultos benignos e inofensivos causados por glándulas sudoríparas o ecrinas hiperactivas. Tienden a desarrollarse alrededor de parte superior de la mejilla y la parte baja de los párpados y son más habituales en adolescentes y mujeres. Los siringomas pueden ser hereditarios y las personas con síndrome de Down y diabetes son más propensas a padecer este problema de la piel.

Descripción

Los siringomas son pequeños bultos de color carne (pápulas dérmicas) en la piel que se desarrollan alrededor de la parte superior de las mejillas, la parte baja de los párpados, las axilas, el pecho, la frente, el abdomen y los genitales externos. Las pápulas pueden ser redondas o planas y pueden ser quísticas o claras. Tienden a desarrollarse en grupos simétricos a ambos lados del cuerpo y a la vez. Puede haber bultos en una zona localizada o en varias zonas. No causan dolor o picor.

Causas

Todavía no se sabe la razón exacta por la que se desarrollan los siringomas. Hay algunas personas que pueden ser mucho más propensas al problema que otras, indicando que puede haber una conexión genética. Las causas posibles incluyen:

– Glándulas sudoríparas o ecrinas hiperactivas.
– La pubertad o un desequilibrio hormonal.
– Los problemas médicos subyacentes, como síndrome de Down, diabetes, y el síndrome de Ehler-Danlos.
– Las razas asiática y afroamericana son más vulnerables a los siringomas que otras razas.
– Las mujeres de todas las edades son más propensas que los hombres.

Tratamiento

Aunque son inofensivos, los siringomas pueden afectar al aspecto de una persona, especialmente si se dan en la cara. Si padece este problema, es importante que consulte con su médico o dermatólogo para determinar si hay alguna razón médica del problema y si se necesita algún tratamiento correspondiente.

Otras alternativas de tratamiento para eliminar los siringomas incluyen:

Electro-desecación y Legrado.
Dermoabrasión.
Tratamiento Láser.
Criocirugía.

Consejos preventivos

Lo más importante es visitar su médico, para que sea un especialista quien determine las posibles causas e indique el tratamiento correcto.

Fuente: bcm.edu/dermatology

Entrada anterior
Enfermedades diarreicas
Entrada siguiente
Loncheras saludables

No hay resultados

Menú