Loncheras saludables

Medicina Estética

Muchas veces, la falta de tiempo nos lleva a enviarles a nuestros hijos, loncheras con productos envasados llenos de preservantes, azúcares y demás. Esto no es lo más recomendado para poder cubrir sus necesidades nutricionales.

Es por esto que, para los niños en las etapas preescolar y escolar, enviarles una lonchera saludable es importante y necesario. Les asegura un rendimiento óptimo en el centro educativo.

Los requerimientos nutricionales varían según la edad del escolar:

•   A los más pequeños: enviarles algo fácil de comer.
•   A los más grandes: cosas rápidas, para que puedan aprovechar el recreo.

Con los adolescentes surge la conocida frase: “Mamá, ya no quiero llevar lonchera”. Es por esto que se deben ver las distintas alternativas. Los refrigerios para el colegio no tienen que ser un dolor de cabeza.

¿Loncheras reemplazan el desayuno o el almuerzo?

Las loncheras en el colegio aportan una pequeña cantidad de energía a la alimentación de nuestros hijos, ya que tienen mayor desgaste, físico e intelectual, durante las horas de clase.

Deben reponer las energías gastadas durante las primeras horas de estudio y juego, para que puedan continuar sus actividades por la tarde.

Los chicos deberían salir de casa habiendo tomado un desayuno completo. Pero la realidad nos muestra que, en la mayoría de los casos, esto no se cumple. Nuestros hijos se levantan con el tiempo justo para cambiarse, peinarse, lavarse los dientes y salir.

Es por esto que se debe reforzar su alimentación con un complemento nutricional que brinde nutrientes necesarios (Proteínas, Vitaminas y Minerales) para su pleno crecimiento y desarrollo.

Ideas

Lunes

– Sandwich pequeño de pollo.
– Porción de fruta.
– Un vaso de yogur.

Calorías: 300
Beneficio nutricional: aporta hierro, que favorece la formación de los glóbulos rojos y el transporte de oxígeno.

Martes

– Ensalada de frutas con queso rallado y maní.
– Galletas integrales.
– Jugo de pera.

Calorías: 260
Beneficio nutricional: las frutas contienen vitaminas del complejo B y mantienen altos los niveles de energía.

Miércoles

– Rollo de jamón y queso.
– Porción pequeña de torta.
– Un vaso de avena.
– Mandarina.

Calorías: 270
Beneficio nutricional: estos alimentos son una fuente de selenio, esencial para fortalecer el sistema inmunológico.

Jueves

– Sandwich de atún.
– Porción de fresas picadas.
– Un vaso de leche achocolatada.

Calorías: 290
Beneficio nutricional: el atún y la leche tienen fósforo y calcio, fundamentales para fortalecer los músculos y los huesos.

Viernes

– Porción de cereal (bajo en azúcar) con yogur.
– Porción de gelatina.
– Manzana.

Calorías: 280
Beneficio nutricional: los cereales contribuyen al buen funcionamiento del sistema digestivo y del corazón.

Entrada anterior
¿Qué son los Siringomas?
Entrada siguiente
Piojos: causas, tratamiento
Menú