Toxina Botulínica para tratamientos cosméticos

Medicina Estética

La búsqueda de la eterna juventud hace que mujeres especialmente, pero cada día más hombres, sean capaces de usar tratamientos de todo tipo, incluido este nuevo, en el que una toxina o veneno se inyecta debajo de la piel para eliminar arrugas de la cara. Más popular que la cirugía de aumento de pechos, este nuevo tratamiento es visto por algunos como la última fuente de juventud.

¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina botulínica del tipo A es una proteína producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum, que contiene la misma toxina que causa la grave y a menudo mortal enfermedad de la intoxicación alimentaria llamada botulismo.

Su uso en el tratamiento de determinadas enfermedades (blefaroespasmo o parpadeo incontrolable y estrabismo de los ojos) se aprobó hace unos 15 años. Más tarde se amplió el espectro de enfermedades susceptibles de recibir este tipo de tratamiento a la distonía cervical, una enfermedad neurológica que produce contracciones graves de los hombros y el cuello, y más recientemente se usa también para la hiperhidrosis o sudoración excesiva de axilas y manos.

Como un hallazgo extraordinario y como efecto secundario poco habitual o raro del tratamiento de los trastornos oculares, los médicos vieron que esta sustancia eliminaba las líneas verticales de la piel del entrecejo, esas arrugas situadas entre las cejas que hacen que parezcamos cansados, enfadados o insatisfechos.

¿Cómo actúa?

Básicamente, las pequeñas dosis de toxina botulínica usadas en Medicina actúan bloqueando la liberación de una sustancia química producida en las terminaciones nerviosas llamada acetilcolina que es la responsable de las contracciones de los músculos. Cuando de esta forma interferimos selectivamente la capacidad de contracción de los músculos de las zonas deseadas, las líneas de la piel del entrecejo se suavizan y, en la mayoría de casos, desaparecen en una semana.

¿En qué situaciones se emplea en la cirugía plástica y cosmética?

Las inyecciones de toxina botulínica son el procedimiento cosmético que más rápidamente está creciendo en el sector industrial. Las indicaciones actuales aprobadas hace un par de años por la Agencia Americana de Medicamentos y Alimentos (FDA, en sus siglas en inglés) son la mejoría temporal en la apariencia de líneas de la piel del entrecejo de moderadas a intensas en personas de 18 a 65 años. Se considera un tratamiento mínimamente invasivo.

Sin embargo y a pesar de su única aprobación antes referida, actualmente está siendo usada por muchos médicos, cirujanos y clínicas para el tratamiento de las arrugas faciales, por lo que los usuarios de esta técnica deberían ser advertidos de que la seguridad y eficacia de estas inyecciones en otras regiones o zonas de la cara y el cuello, solas o en combinación con las líneas de la piel del entrecejo, no han sido clínicamente evaluadas.

Entrada anterior
Beneficios de un estilo de vida saludable
Entrada siguiente
Importancia de la Nutrición

No hay resultados

Menú