¿Usas correctamente el bloqueador solar?

Medicina Estética

La piel es el órgano más grande que tenemos y es vital cuidarla TODOS los días, pero muchas veces nos olvidamos de algunas precauciones para evitar problemas más adelante.

No es ningún secreto que el cáncer es una consecuencia terrible de no cuidar apropiadamente nuestra piel, pero éste puede prevenirse en poco tiempo y con un producto que todos tenemos a la mano: el bloqueador solar.

Además, el bloqueador ayuda a prevenir signos de edad como manchas, arrugas y el envejecimiento prematuro de la piel. Es muy importante buscar un producto que se adecue a tus necesidades. Por ejemplo, si tienes piel mixta,debes usar un bloqueador oil-free e hipo alergénico, para prevenir salpullidos extraños. Por supuesto, siempre con un FPS mayor o igual a 30.

Ahora bien, la aplicación es una parte importante de la protección contra el sol, a continuación una guía sencilla para obtener mayores beneficios:

Guía básica del protector solar

– Bloqueador: Elige uno que tenga, mínimo, FPS 50+ para evitar los daños del sol. Entre más claro sea el tono de tu piel, más factor de protección solar (FPS) debes buscar.
– Primera aplicación: 20 minutos antes de exponerse al sol.
– Repeticiones: En condiciones extremas (playa, campo) repite la aplicación cada dos horas mínimo. En condiciones normales (casa, oficina, interiores) aplica el producto cada cuatro horas.
– Dónde aplicarlo: Debes poner bloqueador solar en cualquier parte de tu cuerpo que este expuesta al sol. Cara y cuello, aunque uses sombrero o gorra, recuerda cubrir tu nariz y orejas, un lugar que muchas olvidamos. Si vas a estar en condiciones extremas aplica en los dedos, manos y pies. No olvidemos los labios, usando bálsamo con FPS.

Medidas extra

– No te expongas al sol entre las 11 y 16 horas, que es el momento donde el sol puede provocarte más daño.
– Usa sombrero o gorra para proteger tu piel de sol.
– Elige gafas de sol que tengan filtro UVA y UVB.
– Si te mojas o sudas aplica producto de inmediato.

Fuente: Actitudfem.com

Entrada anterior
¿Qué es la rosácea?
Entrada siguiente
Enfermedades diarreicas
Menú