Alopecia:
orígenes y características

Medicina Estética

La alopecia es una afección que se caracteriza por una disminución parcial o general de la densidad del pelo, que puede ser localizada o generalizada, temporal o definitiva, y cuyo origen se debe a distintas causas.

En condiciones normales, el crecimiento del pelo tiene lugar en un ciclo de tres fases:

La primera etapa es la de crecimiento o anágena, con una duración de dos a seis años, y el pelo crece 1 cm por mes
La segunda es la de reposo o catágena, que dura unas tres semanas
La tercera, la fase de caída o telógena, que dura entre tres y cuatro meses

La alopecia puede ser congénita o adquirida. En la alopecia congénita los folículos pilosos están ausentes (atriquia), o bien existen alteraciones estructurales del pelo, tales como pelo escaso y frágil que se rompe fácilmente. Las alopecias adquiridas se pueden agrupar de acuerdo a su mecanismo patogénico; estas pueden ser cicatrizales y no cicatrizales. En las alopecias no cicatrizales los folículos pilosos permanecen, mientras que en las cicatrizales estos se pierden definitivamente.

Es uno de los problemas estéticos con más afectados en el mundo, en muchos llega a influir emocionalmente, provocando incluso pérdida de la autoestima.

Conocer el tipo de alopecia que sufres y cuál es su origen, es el primer paso para poder iniciar el tratamiento más efectivo.

En próximas entregas estaremos definiendo cada uno de los tipos de alopecia, así como su forma de tratamiento. En MedStetic tratamos este problema enfocándonos en cada caso de forma individual.

Entrada anterior
Depilación Láser: Una alternativa
eficaz y duradera
Entrada siguiente
Elige el desmaquillante
según tu tipo de piel

No hay resultados

Menú