Cicatrices:
Nuevas técnicas de tratamiento

Medicina Estética

Una cicatriz es una marca de la piel que queda después de sufrir una quemadura, rozadura, corte, herida, o como consecuencia de enfermedades dermatológicas como el acné. Todas las personas, por lo general, tienen una cicatriz en cualquier parte del cuerpo, grande o pequeña.

Estas marcas nos indican que la piel fue reparada y el cuerpo sanó correctamente, pues su función es salir como tejido nuevo cuando la piel sufre una lesión y actuar como un parche que cubre la misma. Sin embargo, muchas de estas marcas no son agradables cuando de estética o belleza se trata, pues crean complejos en las personas, más aun cuando la cicatriz se encuentra en lugares notorios del cuerpo.

En la actualidad, existen nuevas técnicas para mejorarlas, para lo cual debe hacerse primeramente una evaluación para clasificar el tipo de cicatriz, tomando en cuenta color, relieve, la presencia o no de vascularización entre otros aspectos.

Según el tipo de cicatriz que tenga el paciente, podemos dividir los tratamientos, en este caso mencionaremos algunas de las más comunes:

Queloides o Hipertróficas

Un queloide es una cicatriz hipertrofiada, fibrosa y benigna que se presenta por diferentes causas durante el proceso de cicatrización de una herida. Esta herida puede ser causada por acné, una infección, una operación o una cortada que tenga que cerrar. 

Las complicaciones se presentan principalmente en las personas que tienen una tendencia hereditaria para formar cicatrices queloides. Un queloide se inicia cuando la piel tratada o herida segrega, en exceso, sustancias que se llaman "factor de crecimiento". Esto provoca el crecimiento tumoral de la cicatriz. Al mismo tiempo, el tejido conjuntivo que está bajo la epidermis empieza a reproducirse, para tapar la herida.

En una persona normal, el tejido sólo tapa la herida, sin excesos; pero el queloide indica que el tejido fibroso se produce en exceso. Entonces, comienza a levantar la piel para crear un tumor fibroso, duro, antiestético y muy doloroso cuando está creciendo.

El queloide debe diferenciarse de una cicatriz hipertrófica, que son menos gruesas y deformes. En tanto, el queloide es un tumor, grande, puede ser rojo, marrón oscuro o negro, o del mismo color de la piel del paciente, que duele cuando se forma y, posteriormente, toma el color de la piel; nunca es pre-canceroso, pero es antiestético y está totalmente contraindicado removerlo solo a través de cirugía ya que lo más probable es que vuelva a crecer.

En MedStetic Panamá realizamos los tratamientos con Láseres para este tipo de cicatrices. Los láseres tipo Q- switch o Nd-Yag  combinados con la inyección intralesional de esteroides son los ideales para tratar estas cicatrices, obteniéndose excelentes resultados. El número de sesiones varía según el tamaño de la cicatriz el intervalo entre sesiones es usualmente 20-30 días.

Cicatrices hundidas o de acné

Las cicatrices hundidas o de acné son cicatrices atróficas existe un hundimiento debido al déficit de síntesis de colágeno. Su localización puede ser en cualquier parte del cuerpo pero más frecuente es en la cara.

Las técnicas utilizadas tienen en común que producen una destrucción de la epidermis y una zona de las capas superficiales de la dermis. Después se induce una reepitelización y remodelación de colágeno, es decir, se desencadena un proceso de curación del daño creado, que conlleva una mejoría en el aspecto de la piel. La formación de nuevo colágeno y la reparación de la epidermis llevan a la mejoría de las cicatrices.

Los tratamientos que utilizamos en MedStetic Panamá  para mejorar las cicatrices atróficas del acné o mejorar su aspecto son los siguientes:

• Microdermoabrasión.
• Peelings químicos.
• Resurfacing con láser.
• Técnica semi-ablativa con láser. 
• Técnicas quirúrgicas.
• Rellenos.
• Plasma Rico en plaquetas.

La evaluación médica determinará cuál es el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Entrada anterior
Champagne facial: ¡Luminosidad
para la piel de tu rostro!
Entrada siguiente
Bioplastia
Facial

No hay resultados

Menú