Cinco hábitos para reducir la celulitis

Cinco hábitos para reducir la celulitis

Actualidad Médica

Según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), nueve de cada diez mujeres padecen celulitis. Pero, ¿a qué se debe exactamente?.

La celulitis no es otra cosa que una acumulación de nódulos de grasa en el tejido subcutáneo, pero la cuestión no es tan sencilla. Los adipocitos, o lo que es lo mismo, las células encargadas de almacenar la grasa, no funcionan correctamente impidiendo que se establezca un equilibrio y de ahí que se forman las protuberancias típicas y la piel de naranja.

Este ‘fallo mecánico’ se debe a problemas en la circulación y oxigenación de la sangre, que unidos a cambios hormonales y unos hábitos que no son los idóneos -como una vida sedentaria y una alimentación descuidada- pueden acentuarla aún más. Además, numerosos estudios afirman que la celulitis no es sólo tejido adiposo, sino que está compuesta por células llenas de agua cuya membrana se ha inflamado, por lo que para hacerle frente hay que prestar atención también a la retención de líquidos.

Como los milagros no existen, para enfrentarla es fundamental empezar desde dentro, o lo que es lo mismo, supliendo a nuestro organismo con las sustancias necesarias para ayudar a combatirla. Al tratarse de un problema principalmente basado en el cúmulo de grasas y líquidos hay que buscar las sustancias, ya sean vitaminas como plantas o principios activos, que ayuden a su movilización y posterior expulsión. Si no tienes muy claro por cuáles decantarte, te explicamos cuáles son las cinco principales que según los expertos podrán resultar de gran ayuda tanto a través de la alimentación como con la cosmética.

Ginkgo Biloba

Esta planta medicinal se ha utilizado en China desde hace miles de años en problemas de circulación y trastornos cerebrales. Entre sus propiedades se encuentra la de dilatar los vasos sanguíneos y estimular el flujo de la sangre, que como consecuencia mejoran el aporte de oxígeno y nutrientes de la piel además de una mejor eliminación de toxinas. Ahora el mundo de la cosmética y nutricosmética han visto su potencial y no dudan en incluirlo en sus últimas propuestas contra la celulitis, aunque la manera en la que se recomienda tomarlo es en infusiones, muy efectivas.

Cafeína

Son muchos los estudios científicos que confirman su poder para disolver los depósitos de grasa localizada y su facilidad de penetrar en la piel, por eso su empleo en cremas puede servirte de ayuda. Sin embargo, no está probado que pueda llegar a las capas más profundas de la dermis, pero como complemento a un estilo de vida sano y activo es un buen complemento.

Vitamina C

Otro de los factores que contribuyen a aumentar la celulitis es un debilitamiento del tejido conjuntivo que está debajo de la dermis, por lo que las sustancias que promuevan la formación de colágeno -el responsable de la elasticidad y buen aspecto de la piel- son muy adecuadas cuando se le quiere poner remedio. Por otro lado, también tiene propiedades hipolipemiantes, es decir, que permiten la disminución de lípidos en sangre y oxigenar la piel y hay que recordar que la celulitis en parte es un problema de oxigenación. Tómala a través de alimentos como el limón, la naranja, las fresas, la sandía, el kiwi, los pimientos o los tomates.

Cola de caballo

Su alto contenido en vitaminas y minerales hacen de esta planta un potente diurético y agente depurativo. A esto hay que sumarle sus propiedades antiinflamatorias, de ahí que no falte en infusiones y cremas. Por otro lado, la cola de caballo tiene un alto contenido en sílice, que ayuda a los tejidos a fijar el colágeno -como ocurría con la vitamina C anteriormente mencionada- por lo que todavía te resultará más útil.

Diente de león

No deberías pasar por alto esta planta, ya que posee efectos diuréticos y ayuda al aparato digestivo a funcionar con mejor regularidad. También es un gran ayudante para el hígado, el principal responsable de descomponer las grasas y eliminar toxinas. La manera más fácil de encontrarlo es en forma de infusión, aunque cada vez son más las cremas que lo incluyen en sus fórmulas.

Fuente: elmundo.es

,
Entrada anterior
¿En qué consiste la Dermoabrasión?
Entrada siguiente
Desmontando los milagros científicos de los cosméticos
Menú