Cómo actúan los Hilos Tensores

¿Cómo actúan los Hilos Tensores?

Actualidad Médica

Los hilos tensores son una técnica de rejuvenecimiento facial para prevenir y tratar la flacidez de forma sencilla y segura.

¿Qué tipos de hilos tensores existen?

1. Hilos no reabsorbibles, prácticamente en desuso.

2. Hilos reabsorbibles, que se utilizan en la actualidad en la mayoría de las consultas de Medicina Estética.

a) de PDO que pueden ser: Monifilamentos espiculados, Monofilamentos no espiculados o Multifilamentos.
b) de Poliláctico en forma de: Conos o Espículas.

¿Cómo actúa cada tipo de hilo?

Cada piel admite un tipo de hilo determinado y a su vez, cada hilo tiene una función específica. Los hilos se aplican justo debajo de la dermis y dependiendo de la piel se utilizan:

Los hilos monofilamentos se colocan en pieles finas con cierta flacidez y producen colágeno y una ligera redensificación del tejido. A veces solamente con la redensificación, la piel ya luce más tensa por el efecto del aumento del colágeno. Estos hilos se aplican con agujas más finas, además, con un solo se hace un enmallado para crear una red que hará como de malla de sostén.

Por otra parte, en las pieles más gruesas o con mayor flacidez se utilizan hilos espiculados, siempre reabsorbibles. Las espículas se colocan en una dirección y cuando se introduce el hilo, estas quedan cerradas. Una vez colocado, lo que se hace para crear tensión es tirar de la punta que queda a la vista, con lo que las espículas se abren y quedan ancladas a modo de arpones, lo que se rectifica inmediatamente la flacidez. Después de año y medio su efectividad se pierde un poco, pero la zona nunca volverá a estar como antes del tratamiento.

¿En qué zonas se pueden aplicar?

El tratamiento con hilos es compatible con cualquier otra técnica de rejuvenecimiento facial. Actualmente se utilizan en la zona de los ojos, especialmente en la apertura del ángulo exterior del ojo, elevación de cejas o código de barras para tratar la flacidez y la redensificación.

La recuperación tras su aplicación es muy rápida y el efecto de los hilos espiculados es visible al momento, aunque la cumbre del tratamiento es al mes, ya que aumenta el colágeno hasta conseguir el resultado deseado. La presencia física del hilo se mantendrá durante un par de meses y el efecto es visible entre un año o año y medio. Los hilos tensores se pueden colocar tanto a nivel facial como corporal, en brazos, abdomen, glúteos, parte interna de los muslos, línea externa bermellón labial y otros.

Fuente: topdoctors.es

, ,
Entrada anterior
¿Qué son los Biopolímeros?
Entrada siguiente
Segundo caso de remisión del VIH-1 reportado
Menú