Rejuvenecimiento facial con técnicas mínimamente invasivas

Rejuvenecimiento facial con técnicas mínimamente invasivas

Actualidad Médica

También llamado lifting sin cirugía, es el tratamiento o conjunto de tratamientos destinados al rejuvenecimiento facial que permiten reposicionar los tejidos, reponer volúmenes, corregir las arrugas y mejorar la flacidez, dando un aspecto más joven y descansado a los/las pacientes.

Dentro de los más utilizados son: los rellenos, la toxina botulínica y los hilos tensores.

¿Cómo funciona?

Materiales de relleno. Los rellenos de ácido hialurónico (AH) tienen muchas características favorables que los convierten en el dispositivo de relleno inyectable más popular. Se trata del relleno inyectable que más se utiliza hoy en día. Permite reposicionar tejidos, reponer volúmenes, corregir algunas alteraciones anatómicas, arrugas y mejorar el aspecto de los tejidos.

Toxina botulínica. La inyección de toxina botulínica para el tratamiento de las arrugas faciales es el procedimiento cosmético que se realiza con más frecuencia en el mundo; y es uno de los procedimientos que más comúnmente añaden dentro de sus servicios, los médicos que buscan incorporar tratamientos estéticos en su práctica clínica. El tratamiento de las líneas del entrecejo y perioculares (patas de gallo) son las indicaciones cosméticas aprobadas; y en tratamiento de las líneas horizontales de la frente, ofrece resultados predecibles con efectos adversos escasos y se asocia con una alta satisfacción del paciente. Las arrugas se forman por la contracción repetitiva de la musculatura facial subyacente. La toxina botulínica se trata de una potente neurotoxina que inhibe la liberación de acetilcolina en la unión neuromuscular. La inyección de pequeñas cantidades de toxina botulínica en músculos hiperactivos específicos provoca una relajación muscular localizada que suaviza la piel suprayacente y reduce las arrugas. Los efectos de la toxina botulínica tardan unas dos semanas en desarrollarse por completo y duran de tres a cuatro meses. Las arrugas dinámicas, que se ven durante la contracción muscular, producen resultados más dramáticos que las arrugas estáticas, que son visibles en reposo.

Hilos tensores. El levantamiento con suturas de polidioxanona (PDO) es un procedimiento cosmético en el que el tejido laxo se levanta y reposiciona tratando de crear un contorno facial de aspecto más juvenil. Los hilos son absorbibles y vienen en diferentes formas y longitudes. La tasa de complicaciones y el tiempo de inactividad del procedimiento son bajos, que son algo que los pacientes buscan. Idealmente, estos procedimientos deben ser realizados por especialistas capacitados que tengan un conocimiento completo de la anatomía facial, mejorando así los resultados. El lifting de hilos con hilos absorbibles PDO se ha convertido en una excelente opción para procedimientos de rejuvenecimiento facial mínimamente invasivos con una alta satisfacción entre los pacientes.

¿Cuáles son sus beneficios principales?

Los resultados son prácticamente inmediatos. No se requiere de ingreso, se realiza en consulta y el paciente puede marchar a casa o sus actividades del día con cuidados e indicaciones sencillas de cumplir.

¿Cuándo se puede utilizar este tratamiento?

Cada rostro es diferente, por lo tanto se necesita una valoración individualizada para decidir cuál es el/la candidato/a ideal a un lifting sin cirugía. En términos generales está dirigido a aquellos pacientes con arrugas, descolgamiento y flacidez leve/moderada.

Fuente: topdoctors.es
Fotografía: freepik.es

, , , , ,
Entrada anterior
Toxina botulínica e inmunogenicidad
Entrada siguiente
Los alimentos que quieren tus bacterias intestinales para una buena salud
Menú