Alopecia por tracción

¿En qué consiste la Alopecia por tracción?

Actualidad Médica

En ocasiones la forma en la que nos peinamos puede ocasionar un empeoramiento de la salud capilar e incluso una pérdida de pelo, sobre todo, si lo sometemos a un exceso de tensión que dañe las unidades foliculares. Este tipo de alopecia se conoce como alopecia por tracción. Por ejemplo, algunos peinados como las trenzas tirantes o recogidos muy tensos pueden ser una consecuencia para que aparezca este tipo de alopecia.

Las áreas de la cabeza que se ven más afectadas son la zona frontal y parietal, ya que es donde el peinado elegido suele tener la sujeción y genera la tensión de los pelos en esta región.

La pérdida de pelo por tracción suele ser más frecuente en mujeres, especialmente de raza negra, aunque actualmente debido a las tendencias estéticas también puede afectar a cualquier raza y al género masculino. La alopecia por tracción también puede aparecer por factores de la actividad diaria de cada persona, por ejemplo, las bailarinas profesionales que utilizan recogidos de pelo muy tensos. Exceso de tracción sostenido y reiterado en el tiempo, termina lesionando los folículos pilosos y produciendo lesiones cicatriciales.

Daños en las unidades foliculares

La salud del pelo, es decir, su calidad y densidad, puede verse disminuida con el paso del tiempo debido a una tensión excesiva en los cabellos de la zona temporal y frontal de la cabeza, ya que afecta a las unidades foliculares. Esta excesiva tensión a lo largo del tiempo provoca la caída del cabello, así como dejando áreas alopécicas con menor densidad de cabello y favoreciendo el retroceso de la línea de nacimiento del pelo.

La alopecia por tracción se define como una alopecia cicatricial, es decir, que se ha producido como consecuencia de lesiones o por un daño en la estructura de las unidades foliculares. Este daño provoca la pérdida definitiva del cabello y el desarrollo de tejido cicatricial en el cuero cabelludo, lo que imposibilita el nacimiento de nuevas unidades foliculares.

Además, algunas patologías provocan alopecia cicatricial, como la tricotilomanía, un trastorno psicológico por el que el paciente se produce tirones de su propio cabello con gran frecuencia e intensidad.

Fuente: topdoctors.es

Entrada anterior
Hilos tensores: ¿Para qué sirven y cuándo están indicados?
Entrada siguiente
¿Por qué comemos más cuando estamos con nuestros amigos y familiares?
Menú