Guía para cumplir tus propósitos de año nuevo esté 2020

Guía para cumplir tus propósitos de año nuevo este 2020

Actualidad Médica

Pensar en los propósitos para el año que está comenzando no es una tarea difícil, pues lo complicado llega a la hora de cumplirlos. Por ello, es fundamental tener a la mano una guía que te permita motivarte día a día para seguir adelante. Cada vez que pienses en abandonar una de tus metas, es una gran idea que te preguntes a ti mismo por qué querías lograrlos en primer lugar, además de cómo de sentirás si no sigues adelante. Para evitar caer en la tradición de abandonar tus objetivos cada año, o de ni siquiera comenzarlos, aquí te compartimos una guía de consejos que lograrán que este 2020 las cosas cambien.

Hazte propósitos realistas

A todos les encantaría cumplir propósitos como ‘hacerte millonario antes de finalizar el año’, pero –a menos de que te toque la lotería– son muy pocas las probabilidades de que lo logres en tan poco tiempo. Lo mejor es plantearte cosas como ‘tener un mejor trabajo’ o ‘comenzar la empresa que siempre soñé crear’. Más que pensar en las cosas que deseas tener, reflexiona acerca de las acciones que puedes hacer para lograrlo.

Visualiza cómo sería tu vida si cumplieras tus metas

Tómate 10 o 15 minutos por las mañanas para visualizar qué pasaría si de verdad sigues luchando por tus objetivos. ¿Cómo te sentirías si terminas el 2020 con ese cuerpo fit que tanto has soñado? ¿Y si al finalizar el año logras subir a esa posición que siempre has querido en el trabajo? Esta práctica te motivará a seguir adelante.

No te castigues si por un día no sigues

Todos tienen buenos y malos días. Si por algún motivo abandonas el gimnasio por un día o te dedicas todo un domingo a ver Netflix, no quiere decir que hayas fallado. Lo importante es que al día siguiente continúes en donde te quedaste y que no dejes que pasen más días seguidos sin hacer el trabajo que requiere cumplir tus propósitos.

Recuerda por qué te hiciste cada propósito en primer lugar

Cada vez que quieras dejar de luchar, piensa en lo que te motivó a querer comenzar en primer lugar. Visualiza a tu ‘yo’ del pasado, sus aspiraciones y sus ganas de cumplirlas. No dejes que los comentarios en contra o las circunstancias y los obstáculos externos te quiten del camino que ya estabas siguiendo.

Piensa positivo

En lugar de enfocarte en todo lo que te impide llegar a tu meta, céntrate en todo lo que podrías conseguir, en lo que podrías ganar y jamás en lo que vas a perder. Piensa que falles o no, el aprendizaje y la satisfacción de haberlo intentado ya son suficiente recompensa, y si continúas, puede que la vida te dé una sorpresa.

Ten paciencia

Si querías tener el cuerpo perfecto para diciembre del 2020 o si deseabas viajar por el mundo y por algo no pudiste lograrlo, esto no quiere decir que debas desistir. Al haberlo intentado te encuentras mucho más cerca de cumplirlo, y de no abandonar tus acciones, lo más probable es que en el momento que menos te lo esperes lo consigas.

Haz una acción diaria

La constancia es una de las principales claves que llevan al éxito. Si vas haciendo pequeños avances día a con día, llegar a tu meta será más sencillo. No dejes las cosas para más adelante, comienza desde el día uno y conforme pase el año habrás avanzado más de lo que esperabas.

Modifica tu rutina

¿Quieres armar tu propio proyecto pero tu trabajo actual te lo impide? Lejos de poner la falta de tiempo como pretexto, decide hacer pequeños cambios en tu rutina que te permitan hacer más cosas en el día. Levántate una o dos horas antes de lo que acostumbras y utiliza ese tiempo para tu meta. Puede que no sea mucho, pero al cabo de un año las horas se acumularán y los resultados se verán reflejados.

Comienza con las metas a corto plazo

Si tu propósito de Año Nuevo es escribir un libro, entonces plantéate terminar un capítulo o un cierto número de páginas cada mes. Establece fechas cercanas para cumplir determinadas acciones y de esa forma te organizarás mejor para llegar a tus objetivos.

Ten confianza en ti mismo

Jamás creas que no eres capaz de lograr lo que te planteas. La constancia, la pasión por tu objetivo y el trabajo duro siempre tienen un resultado positivo. Sin importar qué tan grande sea tu meta o qué tan complicado sea el camino, ten la seguridad de que tienes la habilidad de llegar hasta donde desees.

Fuente: vogue.mx

Entrada anterior
Retos para afrontar al comienzo del Año Nuevo
Entrada siguiente
7 consejos para disfrutar de forma saludable la fiesta de fin de año
Menú