Por qué el ejercicio debe formar parte de un estilo de vida saludable

¿Por qué el ejercicio debe formar parte de un estilo de vida saludable?

Actualidad Médica

Sabemos que mantenerse activo es una de las mejores formas de mantener nuestro cuerpo sano. Pero ¿sabías que también puede mejorar tu bienestar general y la calidad de vida?

A continuación, algunas de las formas en que la actividad física puede ayudarte a sentirte mejor, tener un mejor aspecto y vivir mejor.

Mejora el estado de ánimo de forma natural

La actividad física regular puede aliviar el estrés, la ansiedad, la depresión y el enfado. ¿Conoces esa “buena sensación” que se tiene después de hacer actividad física? Imagínala como una píldora de la felicidad sin efectos secundarios. La mayoría de las personas se sienten mejor con el tiempo, cuando la actividad física se convierte en una parte regular de sus vidas.

Te mantiene sana y en buena forma física

Sin actividad regular, el cuerpo pierde lentamente su fuerza, resistencia y capacidad para funcionar correctamente. Es como el viejo dicho: “El hombre no deja de jugar porque se hace viejo, se hace viejo porque deja de jugar”. El ejercicio físico aumenta la fuerza muscular, lo que, a su vez, aumenta su capacidad para realizar otras actividades físicas.

Ayuda a mantener al médico alejado

Ponte de pie cuando te comas esa manzana al día. Pasar demasiado tiempo sentado y otras actividades sedentarias puede aumentar el riesgo de padecer cardiopatías y derrames cerebrales. Un estudio demostró que los adultos que ven más de 4 horas de televisión al día presentan un riesgo un 80% mayor de fallecimiento por enfermedad cardiovascular.

Ser más activo (a) puede ayudarte a:

Reducir la presión arterial.
Aumentar los niveles de colesterol bueno.
Mejorar el flujo sanguíneo (circulación).
Mantener el peso bajo control.
Evitar la pérdida de masa ósea que puede provocar osteoporosis.

Todo esto puede ahorrarte gastos médicos, intervenciones y medicamentos más adelante en la vida.

Puede ayudarte a vivir más tiempo

Es cierto que los 70 son los nuevos 60, pero solo si se tiene salud. Las personas que están físicamente activas y con un peso saludable viven unos siete años más que las que no están activas y son obesas. Y la parte importante es que esos años extra suelen ser años más saludables. Mantenerse activo retrasa o previene enfermedades y afecciones crónicas asociadas al envejecimiento. Por tanto, los adultos activos mantienen su calidad de vida y su independencia durante más tiempo.

Estas son algunas de las ventajas que puedes obtener con la actividad física habitual:

Te ayuda a dejar de fumar.
Aumenta tu nivel de energía para que puedas hacer más cosas.
Te ayuda a controlar el estrés y la tensión.
Fomenta una actitud y unas perspectivas positivas.
Te ayuda a dormir con mayor rapidez y de forma más profunda.
Mejora la imagen y la confianza.
Ayudará a que pases más tiempo al aire libre.

La American Heart Association recomienda al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a la semana. Puedes hacerlo dedicando tan solo 30 minutos al día, 5 días a la semana. Y cada minuto de actividad moderada a fuerte cuenta para tu objetivo.

¡Así de fácil! Simplemente muévete más, de manera más intensa, y siéntate menos. No es necesario que hagas grandes cambios en tu vida para ver las ventajas. Empieza integrando más actividad en tu día, paso a paso.

Fuente: goredforwomen.org
Fotografía: freepik.es

,
Entrada anterior
Venas varicosas. Tipos, tratamientos, prevención
Entrada siguiente
Últimos avances en el manejo del acné
Menú