Preguntas frecuentes sobre la fotodepilación médica

Preguntas frecuentes sobre la fotodepilación médica

Actualidad Médica

La fotodepilación médica es un tratamiento cuyo objetivo es eliminar el vello corporal de forma definitivamente. Existen diferentes tipos de aparatología, cuya elección variará en función del tipo de piel, de la ubicación del cabello así como de su tamaño. En función de estas características, se escogerá una u otra.

¿Cuántas sesiones de fotodepilación suelen ser necesitarse?

Normalmente, a nivel corporal se suelen utilizar unas once sesiones, y para la zona de la cara la cifra se sitúa en las 14 sesiones. A su vez, una vez que se han finalizado las sesiones, el vello no saldrá nunca más, por lo que no son necesarias las sesiones de mantenimiento.

¿Cómo es el procedimiento de la fotodepilación?

El tratamiento se realiza bajo la fototermólisis selectiva. Foto significa luz, termo calor, y lisis destrucción. El término selectiva se incluye porque se trabajará sobre el pelo y el folículo piloso, que contienen melanina. Esta melanina actúa como de “antena” captando la luz y alcanzando la matriz pilosa, que destruirá por calor.

¿Es la fotodepilación apta para todo tipo de pieles? ¿Es apta para todas las edades?

La tecnología ha avanzado hacia una eliminación del vello en todo tipo de pieles, incluso las pieles más morenas. En el caso de la edad, lo importante es que las hormonas se encuentren reguladas, por lo que para niñas o niños que aún se encuentren en crecimiento no es aconsejable. Para una chica que tenga menstruación ya regulada, el tratamiento será viable. En el caso de los niños, se recomienda esperar hasta los 16 o 17 años.

Ventajas de hacer la fotodepilación íntima

En términos generales, aporta una sensación de higiene, y psicológicamente sí que es cierto que se aporta un sentimiento de juventud, bienestar personal y con mayor satisfacción especialmente en la vida sexual y deportiva.

¿Es la fotodepilación un tratamiento doloroso?

La fotodepilación íntima es más molesta en comparación a otras zonas del cuerpo, aunque en ningún caso se podría definir como un tratamiento doloroso. Se recomienda que, antes de someterse a la fotodepilación el paciente utilice una media hora antes una crema de tipo anestésica para evitar las posibles molestias durante el proceso.

¿Qué zonas se pueden fotodepilar?

Hoy en día se pueden fotodepilar los laterales de las ingles, los labios mayores, la zona del Monte de Venus, la zona perianal y la zona interglútea. La única zona que no se puede depilar es la de los labios menores, ya que no contienen vello, un hecho contrario a la falsa creencia de muchas pacientes.

Riesgos para la piel y consejos

Los nuevos láseres de última generación tienen la capacidad de atravesar la superficie de la piel con luz pulsada. La melanina de su folículo absorbe la luz, y se destruye por la acción del calor sin dañar estructuras adyacentes e impidiendo el crecimiento de nuevo pelo.

El tratamiento se contraindica en personas con patologías como el herpes simple, con epilepsia, durante embarazo y lactancia, en casos de fiebre o infección, en casos de diabetes.

A su vez, está contraindicado también en aquellos pacientes con trastornos en la pigmentación o con pieles morenas. Sus principales complicaciones pueden ser la aparición de quemaduras, cicatrices o alteraciones en el tono cutáneo.

Fuente: topdoctors.es

,
Entrada anterior
Juanetes: ¿Debo recurrir a cirugía?
Entrada siguiente
Los juegos de mesa pueden ayudar a evitar el deterioro cognitivo
Menú