Todo sobre los implantes capilares

Todo sobre los implantes capilares

Actualidad Médica

La calvicie no tiene ni edad ni sexo. Tanto hombres como mujeres pueden padecer alopecia en cualquier momento de su vida. La mayoría de personas afectadas duda sobre el momento en el cual acudir al especialista en Medicina Estética y tratamiento capilar, y empezar el tratamiento de implante capilar.

Actualmente la edad ya no es un factor determinante, aunque sí es preferible que sea pasados los 25-30 años de edad, ya que, al superar esa edad, será más fácil saber cómo evolucionará la calvicie, así como identificar y planificar mejor la técnica más adecuada para cada paciente.

¿Cómo saber si se es un candidato ideal para someterse a un trasplante de pelo?

El principal requisito para someterse a un injerto capilar es que el paciente goce de un buen estado de salud, para así reducir posibles riesgos y complicaciones al máximo. Además, existen otros factores que el especialista debe tener en cuenta, para decidir si el candidato puede optar o no a la cirugía de implante capilar.

Estado de la calvicie. Se debe medir la proporción de alopecia a través de la escala Hamilton Norwood. Ésta permite hacer una representación visual de la cantidad de cabello que tiene el paciente y el procedimiento o técnica más adecuada en cada caso.

Edad. Por norma general no se realizan implantes capilares en menores de 25 años por dos motivos. En primer lugar, puede ocurrir una “pérdida de impacto”, donde el cabello sano se daña durante el proceso. En segundo lugar, porque el paciente tiene cabello genéticamente programado para que caiga pero que todavía no se han debilitado, algo que suele ocurrir pasados los 25 o los 30 años.

Abundancia de cabello de la zona donante. Se debe estudiar si el paciente cuenta con suficiente cabello en la zona de donde se extraerá el pelo donante, así como su densidad. Mediante un densímetro se podrá saber cuántos injertos de cabello por milímetro tiene el paciente.

Grosor del cabello. Es importante contar con una buena cantidad de cabello, pero también que este sea lo suficientemente grueso como para que el resultado sea positivo. Cuanto más grueso sea el cabello, mayor cobertura tendrá el paciente.

Fuente: topdoctors.es

,
Entrada anterior
Recordando el concepto de Medicina Estética
Entrada siguiente
Rellenos de labios con ácido hialurónico
Menú