Tratamientos estéticos ideales para reducir abdomen

Tratamientos estéticos ideales para reducir abdomen

Actualidad Médica

El abdomen es una zona corporal que se dilata, inflama, coge volumen y acumula grasa que no deseamos. Incluso es un signo de alerta de diferentes anomalías, como pueden ser intolerancias alimentarias, alteraciones hormonales, ansiedad o estrés. El estreñimiento o la retención de líquidos también se manifiestan visiblemente en esta área, cuya reducción no siempre se consigue siguiendo una dieta equilibrada y haciendo ejercicio exclusivamente. Para tratar de manera focalizada y personalizada la forma de nuestro abdomen hoy por hoy existen diferentes tratamientos de medicina estética que pueden convertirse en grandes aliados.

Cualquier tipo de tratamiento debe ir acompañado de un estilo de vida saludable, con un plan de alimentación equilibrado y actividad física. Antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento debe haber un diagnóstico, que estudie de forma personalizada cada persona, determine qué tipo de método es el adecuado y si existe algún caso en el que no se puede realizar. En rasgos generales, se trataría de trabajar con aparatología y técnicas que activen la lipólisis de la zona y la buena eliminación de los deshechos.

Zionic Reset, todo en uno

Combina un sistema de masaje activo rotacional profundo con una potente radiofrecuencia resistiva. Aumenta el metabolismo de los adipocitos, mejorando su funcionalidad y la eliminación de productos de desecho y líquidos acumulados, potencia la eliminación linfática de líquidos, grasas y desechos liberados por el adipocito, estimula la producción de fibras de colágeno y elastina y aumenta considerablemente a medio plazo la formación de nuevas fibras elásticas y la densidad del tejido. Mejora el tono muscular por la aportación de nutrientes, oxigena al tejido conjuntivo y actúa de forma muy eficaz en la reducción de celulitis (grados I, II y III). No está indicado en casos de embarazo, lactancia, procesos oncológicos o enfermedades crónicas.

Fontona Sculpt + hidroxiapátita cálcica con hilos PDO

Es un tratamiento efecto faja que esculpe el contorno abdominal eliminando la grasa sobrante, mientras reduce estrías y mejora el aspecto de la piel. Reduce la grasa localizada al mismo tiempo que genera una remodelación de las fibras de colágeno y estimula su producción, gracias a un calentamiento de los tejidos que estimula subcutáneamente el metabolismo de las células grasas. Es recomendable un tratamiento combinado con hidroxiapátita cálcica con hilos PDO para evitar el descolgamiento y la flacidez en la zona. Personas con marcapasos, embarazadas, lactantes y pacientes con enfermedades autoinmunes no pueden someterse a este tratamiento.

Masaje manual y aparatología

En nuestros tratamientos de reafirmación/reducción de abdomen se combinan siempre aparatología y masaje. Se propone una primera sesión de drenaje linfático y descontractura del plexo solar y lumbar, para limpiar el organismo de toxinas y emociones (si es que las hay) y además estimular a la eliminación de líquidos. Después, una segunda de masaje movilizador para desprender células muertas y atacar las grasas más rebeldes, complementado con una diatermia y una electroestimulación que activará el sistema sanguíneo y oxigenará.

Maximus

Tiene una radiofrecuencia focalizada en el adipocito más una electroestimulación profunda; ambos trabajan en sinergia para lograr una óptima eliminación de la grasa, dejando un tejido terso. A partir de ahí, se sigue de acuerdo a la problemática personalizada del paciente con otro tipo de aparatología, como puede ser ultrasonidos, vacumterapia, radiofrecuencia bipolar y tripolar, ondas de choque… es importante estimular a través de masajes manuales y/o aparatología la firmeza de la piel y del músculo para compactar el tejido según se va perdiendo volumen y no pueden someterse a este tipo de tratamientos las mujeres embarazadas.

Mesoterapia + carboxiterapia, Coolsculpting y Sculpsure

El primero está enfocado a eliminar la celulitis gracias a punciones intradérmicas con diferentes acciones: lipolítica, drenante, circulatoria y reafirmante. El segundo consiste en inyectar de forma localizada en el tejido celular subcutáneo CO2 medicinal para estimular la microcirculación.

Si el sistema de diminutos vasos arteriales, venosos y linfáticos funciona mal, el tejido no se nutre y la grasa se acumula. El CO2 produce una vasodilatación, por lo que además ayuda a mejorar la lipolisis. Además, apunta a dos tratamientos adicionales basados en aparatología: Coolsculpting, que destruye las células grasas únicamente con la aplicación de frío, y Sculpsure, que reduce la grasa por hipertermia controlada. Nuevamente, no indicado para embarazadas y lactantes, pacientes inmunodeprimidos o en proceso de quimioterapia o con lesiones, heridas o cicatrices en la zona.

Fuente: hola.com

,
Entrada anterior
Casos en los que se contraindica la depilación láser
Entrada siguiente
Radiofrecuencia, el tratamiento ‘flash’ de las actrices
Menú