Los 5 tratamientos médico estéticos más solicitados en los últimos meses

Los 5 tratamientos médico estéticos más solicitados en los últimos meses

Actualidad Médica

Debido a las nuevas tecnologías y a una sociedad muy preocupada en tomar selfies de una imagen perfecta, la demanda en tratamientos estéticos nunca había sido tan alta. Según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, el número de procedimientos estéticos mínimamente invasivos ha aumentado casi un 200% desde el año 2000.

Los avances en tecnología e investigación están en sintonía con la demanda de los consumidores y, próximamente tendremos en el mercado nuevos procedimientos.

La vuelta inmediata a la vida cotidiana tras someterse a un procedimiento estético mínimamente invasivo, llama la atención a todas aquellas personas que no quieren revelar que se han sometido a un tratamiento. A la hora de mejorar la piel estos métodos son los favoritos por ser rápidos, sencillos y eficaces y porque evitan el paso por el quirófano.

Toxina botulínica

La toxina botulínica, conocida popularmente como “Botox” por la primera marca que la comercializó, es una sustancia que paraliza o disminuye la función del músculo sobre el que se aplica. De esta forma, se consigue relajar, durante algunos meses, los músculos faciales, previniendo la formación de arrugas y suavizando las existentes, hasta ser casi inapreciables. La toxina botulínica aplicada por manos expertas consigue dotar al rostro de un aspecto revitalizado y sin arrugas, con resultados 100 % naturales. También ayuda a corregir asimetrías.

En algunos pacientes, la toxina botulínica también puede utilizarse para tratar patologías palpebrales, como el blefarospasmo o ciertos tipos de ptosis. La toxina botulínica es un tratamiento cada vez más utilizado para prevenir la formación de arrugas, ya que, al relajar el movimiento de los músculos retrasa su aparición. Por ello, desde hace algún tiempo, esta tendencia es conocida como “baby botox”, haciendo alusión al hecho de que este tratamiento está cada vez más demandado por personas jóvenes, que desean prevenir y/o frenar la aparición de las arrugas, a partir de -aproximadamente-los 28-30 años.

Fillers

Los fillers o rellenos faciales han supuesto toda una revolución en medicina estética. Se trata de productos elaborados a base de materiales biocompatibles que se encargan de proporcionar volumen a la cara y rellenar los huecos y surcos marcados por las arrugas. En algunos casos, como en el surco nasogeniano, los rellenos pueden dar incluso mejor resultado que un lifting facial.

Es una técnica mínimamente invasiva, por lo que el paciente puede reincorporarse de forma inmediata a su rutina cotidiana. Los fillers faciales tienen una duración variable en función del material de relleno elegido. Lo normal es que duren de 6 meses a 2 años.

Láser para remoción de tatuajes

Cada día es más frecuente la realización de tatuajes decorativos. Pero también crece la necesidad de eliminarlos por motivos sociales o laborales. Antiguamente, los tatuajes se eliminaban con métodos más agresivos que dejaban cicatrices muy marcadas. En la actualidad se emplea el láser para eliminar los tatuajes de forma eficiente, sin dañar la piel circundante.

Las nuevas tecnologías son útiles para eliminar tatuajes de cualquier color, las sesiones se realizan a intervalos de 4 semanas entre cada una, se utilizan cremas anestésicas tópicas para disminuir la sensación de calor en el paciente. Al contar con láser de última generación podemos ofrecer mejores resultados en menor tiempo sin dañar la piel, sin cicatrices.

Tratamientos para varices

Hoy en día, se han desarrollado distintos tratamientos que apuntan a aliviar los síntomas de las várices y hacerlas desaparecer.

Esclerosis química: consiste en inyectar un medicamento líquido en el interior de las várices. Al entrar en contacto con la pared interna de la vena, este medicamento produce una irritación y una reacción inflamatoria. La misma conduce a una fibrosis de la vena, desapareciendo luego. Es un procedimiento que se conoce popularmente como “secar las várices”. Actualmente, muchas sustancias pueden emplearse para este tipo de tratamiento ofreciendo los mismos excelentes resultados finales.

Luz pulsada intensa: Esta técnica consiste en la estimulación de las fibra venosa profunda mediante el calor que genera una luz intensa pulsada. Lo que ello provoca es que la piel se regenere, mejorando su textura y reduciendo la apariencia de lesiones vasculares, pigmentadas, estrías y cicatrices.La técnica de luz pulsada intensa produce destellos luminosos. Estos son especialmente calibrados para poder actuar de forma selectiva sobre las várices. Las destruye sin que ello implique daños en los tejidos circundantes. El procedimiento recibe el nombre de fototermolisis selectiva.

Láser de Nd-yag: Finalmente, este tratamiento es un sistema de láser preciso que ha sido diseñado para tratar y eliminar las lesiones vasculares. Se usa una longitud de onda de 1064 nm mediante un mecanismo de fotoesclerosis selectiva. Se genera un calentamiento de la sangre por absorción de hemoglobina y una coagulación posterior. Se colapsa el vaso dilatado y se reabsorbe el mismo sin daños en el tejido de alrededor. Cuando el tratamiento termina, se produce una leve inflamación de la zona que ha sido tratada. Esta remite al poco tiempo de generarse, por lo que la persona se puede reincorporar a su actividad diaria sin limitaciones.

Tratamiento enzimático para reducción de medidas

Las enzimas bioactivas reductoras son un tratamiento estético con el cual se pueden llegar a obtener resultados notables y duraderos. La técnica es ideal para reducir piel de naranja, celulitis fibrosa, grasa localizada, celulitis adiposa, celulitis edematosa y minimizar los efectos de la retención de líquidos. También es un excelente tratamiento para tratar ojeras, papada y rollitos en zonas específicas del cuerpo. Se recomienda para aquellos que mantienen una dieta saludable y practican deporte pero no logran perder grasa en ciertas zonas de su cuerpo.

Los resultados son reducción de contorno o perímetro según la zona de aplicación de entre 1.8 cms hasta 2. 2 cms en 28 días, reducción de celulitis de hasta 38% en ese periodo. El método de aplicación es inyectable. Las enzimas bioactivas funcionan directamente sobre el sustrato, consumiendo los lípidos y logrando metabolizarlos, lo que
combinado con una dieta baja en carbohidratos durante el tratamiento, logrará minimizar y eliminar los depósitos de grasa en la zona tratada. El tratamiento no posee efectos secundarios ni genera periodos de inactividad.

,
Entrada anterior
La química nociva de los alimentos
Entrada siguiente
Medicina Estética y Oncología
Menú