La química nociva de los alimentos

La química nociva de los alimentos

Actualidad Médica

Es importante que los médicos que realicen procedimientos de medicina estética y/o cirugía estética, integren a sus protocolos, suplementos que nutran y detoxifiquen el organismo, con enfoque principal en la piel, para esperar mejores resultados y mayor perdurabilidad de sus procedimientos.

El uso sostenible de productos químicos es un hecho que requiere atención urgente en todos los países, para dejar de poner en peligro los ecosistemas, los recursos ambientales, la tierra y especialmente la salud de las generaciones futuras.

Este tema es de gran importancia si realmente queremos mantener una visión preventiva de la medicina y evitar los desencadenantes ambientales de las enfermedades degenerativas y el envejecimiento patológico que tenemos en nuestros genes. Hay un gran avance en la investigación y conocimiento de la relación entre alimentación, nutrición, estado de salud, enfermedades y longevidad que impone al profesional de la salud, la ardua tarea de ponerse al día con el gran caudal de información que se genera todos los días.

La ciencia de la nutrición, se perfila progresivamente en este ámbito, como el instrumento principal. La mayoría de los contaminantes, pesticidas, carcinogénicos y sustancias tóxicas, entra en el cuerpo humano a través de la dieta. Por esta razón, es imprescindible que se entienda la bioquímica de los alimentos, así como que se identifiquen las sustancias tóxicas y sustancias que pueden causar, de acuerdo a las susceptibilidades genéticas individuales, las patologías y enfermedades degenerativas.

Los nutrimentos son sustancias orgánicas naturales, que no deben faltar en la dieta para que el ser humano crezca, conserve la vida y la salud, se reproduzca y desarrolle al máximo la capacidad y longevidad programada en sus genes.

Proporcionar apoyo nutricional para los procesos de desintoxicación del cuerpo está ganando popularidad en todo el mundo. Hoy reconocemos que, aunque el cuerpo está diseñado para eliminar toxinas, no siempre puede manejar la sobrecarga presente en el entorno actual. La sobrecarga de toxinas puede conducir a una variedad de problemas de salud, como cáncer, dolores de cabeza, dolores musculares y articulares, fatiga crónica y envejecimiento prematuro.

Si bien una vez se practica ampliamente, el ayuno ya no se considera una forma saludable de desintoxicación. Para funcionar de manera óptima, nuestros procesos de desintoxicación dependen de niveles adecuados de nutrientes de soporte, incluidos los macronutrientes y los micronutrientes, que se agotan durante los programas de ayuno. Por ejemplo: Los fitoquímicos, hacen las veces de agentes bloqueadores o supresores para atenuar el riesgo de cáncer. Los agentes bloqueadores impiden al carcinógeno activo promotor de tumores, llegar al tejido diana a través de varios mecanismos o una combinación de ellos: Mediante la inducción de actividades de sistemas enzimáticos que detoxifican los carcinógenos, y mediante la captura de carcinógenos reactivos, además bloquean los fenómenos celulares necesarios para la generación de tumores.

Los agentes supresores, cuyas acciones están menos definidas, detienen la carcinogénesis al actuar en el interior de las células, evitando la expresión maligna de las que se han expuesto a los agentes carcinógenos. Como el Octacozanol, que es un fitonutriente muy útil para deportistas y atletas profesionales, baja la presión sanguínea y disminuye la frecuencia de las pulsaciones durante y después del ejercicio, y que además, se utiliza en productos activadores de la piel con efecto antiarrugas, en preparados estimulantes del crecimiento del cabello y en fórmulas para el cuidado de las uñas.

Estos fitonutrientes actúan sinérgicamente con bioestimulates cutáneas o tratamientos de redensificación cutánea. Recordemos que los químicos son una parte integral de la vida cotidiana con más de 100,000 sustancias diferentes en uso. Las industrias produciendo y utilizando estas sustancias tienen un impacto enorme en el empleo, el comercio y el crecimiento económico mundial. Casi no existe una industria donde no estén involucradas sustancias químicas y no existe un solo sector económico donde los químicos no tengan un papel importante.

Los efectos medioambientales van desde secuelas sobre especies sensitivas/ecosistemas a problemas de gran escala como eutrofización de los cuerpos del agua y disminución del ozono estratosférico. La contaminación química está extensamente distribuida en el agua, el aire y en la tierra. Los efectos relacionados con la salud, pasan de intoxicación aguda a efectos a largo plazo, como cánceres, defectos innatos, desórdenes neurológicos y problemas hormonales. Las personas están expuestas a través de las actividades de trabajo, como en la vida diaria tomando agua contaminada e ingiriendo alimentos contaminados.

Por ejemplo pescados contaminados con mercurio, DDT y /o PCBs, inhalación de aire contaminado al aire libre o en interiores y a través del contacto directo con la piel. La economía global también está observando un aumento acelerado en la generación de desperdicios peligrosos. Estos desechos no sólo exponen a riesgos y peligros debido a su naturaleza, pero también tienen el potencial para contaminar grandes cantidades de otras formas de desechos no peligrosos cuando se permite que estas se mezclen.

Fuente: workingroup.cl/francisco-llano
Imagen: google.com

Entrada anterior
El perímetro de la cintura indica riesgo CV, incluso con IMC normal
Entrada siguiente
Los 5 tratamientos médico estéticos más solicitados en los últimos meses
Menú