Usos de la Micropunción Dérmica

Medicina Estética

La Micropunción también llamada terapia de micro-agujas o la terapia de inducción de colágeno, es un procedimiento no quirúrgico mínimamente invasivo para el rejuvenecimiento dérmico, mejorando la textura de la piel, firmeza e hidratación.

El uso de las micro agujas en la piel se considera uno de los procedimientos más seguros, que además de provocar su autorregenaración, también hace posible su bioestimulación a través del uso de principios activos “Nanosómicos”, cuyas partículas son capaces de penetrar a nivel celular e incrementar sus diferentes modos de acción hasta 300 veces. Se utilizan una serie de principios activos basados en Factores de Crecimiento, los que permitirán obtener una mejor hidratación y reparación de la piel.

La Micropunción puede llegar desde los 0,25mm hasta los 3mm de penetración en la piel, lo que permite trabajar diferentes zonas y obtener diferentes resultados de acuerdo al problema. Puede realizarse en la cara, cuello, escote, manos, cuero cabelludo, zonas corporales, cicatrices, estrías, y no hay riesgo de infección, decoloración o hiperpigmentación de la zona tratada.
 

¿Cómo funciona? 

La también llamada terapia de micro-agujas o de inducción de colágeno es un procedimiento no quirúrgico mínimamente invasivo, que consiste en el uso de un bolígrafo con micro agujas para crear lesiones controladas en la piel.

A medida que cada aguja perfora la piel, se crea un canal o micro-herida. La lesión controlada desencadena la producción de nuevo colágeno y elastina en la dermis para llenar estas micro-heridas. Además, se forman nuevos capilares.

Esta neovascularización y neo-colagénesis después del tratamiento, conduce a la reducción de cicatrices y rejuvenecimiento de la piel, es decir, mejorar la textura, firmeza e hidratación.

Se considera es uno de los procedimientos más seguros para el tratamiento de la piel. A diferencia de la exfoliación química y tratamiento con láser, las micro agujas causan un daño mínimo a la piel.

Usos 

– Reducción de las cicatrices causadas por el acné, cirugía y quemaduras térmicas.
– Disimulando estrías.
– Reducción de líneas finas y arrugas profundas.
– Despigmentación,  por ejemplo en el melasma
– Flacidez.

La tecnología de microagujas también ofrece una ruta mínimamente invasiva e indolora para la aplicación de productos de forma transdérmica como Vit C, ácido hialurónico o PRP.

Beneficios

– Reducción del riesgo de hiperpigmentación y cicatrices en la piel.
– Seguro en pieles oscuras.
– Adecuado para la piel fina y sensible.
– El tratamiento se realiza en un consultorio médico.
– El procedimiento es bien tolerado y bien aceptado por los pacientes.
– A diferencia de los tratamientos con láser, la epidermis permanece intacta y no se daña. Por esta razón, se puede repetir de forma segura.
– No da lugar a una línea de demarcación entre la piel tratada y no tratada, como ocurre por lo general con otros procedimientos de rejuvenecimiento. Esto permite que las áreas específicas de la cicatrización sean tratadas sin la necesidad de “mezclar”  en los bordes de tratamiento.
– El paciente puede reanudar sus actividades normales en cuestión de horas, dependiendo de la profundidad de penetración de las agujas.

El  procedimiento

Tarda unos pocos minutos hasta una hora en completarse, dependiendo de la zona a tratar y la gravedad del problema. Ni lociones, maquillaje u otros productos tópicos se aplican sobre la zona de tratamiento en el día del procedimiento. El profesional médico aplica una crema anestésica (tópico) en el área de tratamiento. La piel está perforada en un patrón específico usando un dispositivo de punción de la piel. El dispositivo pasará sobre la piel varias veces para obtener mejores resultados. A medida que cada aguja fina perfora la piel, crea una regeneración celular de la piel canal o micro-herida estimulante. Dependiendo de la condición tratada puede tomar 5-60 minutos para completar el procedimiento.

¿Cuántos procedimientos son necesarios?

El número de sesiones depende de la condición individual de la piel. Se pueden necesitar de tres a cuatro tratamientos para las cicatrices de acné moderado. Las cicatrices de las quemaduras térmicas y las estrías (estrías) pueden requerir hasta 5 procedimientos.

En el caso de arrugas asociadas con el envejecimiento de la piel, se recomiendan uno o dos tratamientos cada año.

¿Hay efectos secundarios?

En general las áreas tratadas se recuperan rápidamente después del tratamiento. Sin embargo, hay efectos secundarios ocasionales, que incluyen inflamación durante la fase de recuperación, infección (poco frecuente) o exacerbación de herpes labial (herpes labial) en personas que sufren de éste de manera crónica. Tras el tratamiento, la piel puede aparecer ligeramente enrojecida durante 24 a 48h. Pudiéndose aplicar un ligero maquillaje para disimularlo.

Fuentes: drbfamilymedicine.com / http://beautyderm.es

Entrada anterior
Tratamiento del melasma con ácido tranexámico
Entrada siguiente
Acné después de los 30

No hay resultados

Menú