El ejercicio reduce la presión arterial en pacientes con HTA resistente

El ejercicio reduce la presión arterial en pacientes con HTA resistente

Actualidad Médica

El ensayo de entrenamiento con ejercicios en el tratamiento de la hipertensión resistente (EnRicH) es un ensayo clínico prospectivo, aleatorizado, simple ciego, de 2 centros realizado en 2 centros hospitalarios de Portugal desde marzo de 2017 hasta diciembre de 2019.

Un total de 60 pacientes con un diagnóstico de hipertensión resistente de 40 a 75 años fueron reclutados prospectivamente y observados en la clínica ambulatoria de hipertensión de los hospitales.

Los pacientes fueron asignados al azar en una proporción de 1: 1 a un programa de entrenamiento de ejercicio aeróbico de intensidad moderada de 12 semanas (grupo de ejercicio) o un grupo de control de atención habitual. El grupo de ejercicio realizó tres sesiones supervisadas de 40 minutos por semana además de la atención habitual.

Principales resultados y medidas

La principal medida de eficacia potenciada fue el cambio de la PA sistólica ambulatoria de 24 horas desde el inicio. Los resultados secundarios incluyeron PA ambulatoria diurna y nocturna, PA en el consultorio y aptitud cardiorrespiratoria.

Resultados

Un total de 53 pacientes completaron el estudio, incluidos 26 en el grupo de ejercicio y 27 en el grupo de control. De estos, 24 (45%) eran mujeres y la edad media (DE) fue de 60,1 (8,7) años.

En comparación con el grupo de control, entre los del grupo de ejercicio, la PA sistólica ambulatoria de 24 horas se redujo en 7,1 mm Hg (IC del 95%, -12,8 a -1,4; p = 0,02). Además, la PA diastólica ambulatoria de 24 horas (−5,1 mm Hg; IC del 95%, −7,9 a −2,3; P = 0,001), la PA sistólica diurna (−8,4 mm Hg; IC del 95%, −14,3 a −2,5; P = 0,006) y la PA diastólica diurna (−5,7 mm Hg; IC del 95%, −9,0 a −2,4; P = 0,001) se redujeron en el grupo de ejercicio en comparación con el grupo de control. PA sistólica en consulta (−10,0 mm Hg; IC del 95%, −17,6 a −2,5; p = 0,01) y aptitud cardiorrespiratoria (5,05 ml / kg por minuto de consumo de oxígeno; IC del 95%, 3,5 a 6,6; p <0,001 ) también mejoraron en el grupo de ejercicio en comparación con el grupo de control.

Conclusiones y relevancia

Un programa de ejercicio aeróbico de 12 semanas redujo la PA ambulatoria diurna y de 24 horas, así como la PA sistólica en el consultorio en pacientes con hipertensión resistente.

Estos hallazgos proporcionan a los médicos evidencia para adoptar el ejercicio aeróbico de intensidad moderada como una terapia coadyuvante estándar dirigida a esta población de pacientes.

Comentario

Este pequeño estudio de prueba de principio sugiere que el ejercicio puede reducir la PA, incluso en pacientes con hipertensión resistente. Es particularmente interesante lo grande que fue el beneficio para una intervención tan corta (12 semanas). Las reducciones de la PA del orden de 10/5 mm Hg son similares a las que se pueden lograr con un solo medicamento antihipertensivo y se esperaría que estuvieran asociadas con riesgos significativamente menores de morbilidad y mortalidad cardiovascular. Se necesita un ensayo aleatorizado más grande para confirmar el beneficio observado en este estudio.

Fuente: intramed.net
Fotografía: freepik.es

Entrada anterior
Enfermedad celíaca: Mitos y hechos
Entrada siguiente
Inteligencia artificial y cáncer de mama
Menú