Enfrentando a las manchas en la piel

Enfrentando a las manchas en la piel

Bienestar Integral

Las manchas son alteraciones en la uniformidad del color de la piel y están provocadas por un exceso del pigmento, la melanina. Este tipo de manchas no son un riesgo para la salud, pero ocasionan un problema estético, por lo que se han convertido en una de las consultas más recurrentes a los especialistas de Medicina Estética por pacientes de todas las edades.

¿Por qué aparecen las manchas en la piel?

La causa principal de la aparición de estas manchas es la exposición a los rayos del sol, especialmente si no se ha utilizado el protector solar. Estas manchas se llaman léntigos y aparecen en zonas que están muy expuestas a la exposición solar, como por ejemplo rostro, escote y manos, aunque pueden aparecer en otras zonas corporales. El tamaño de estas suele ser pequeño con bordes definidos, siendo generalmente benignas. Suele aparecer a partir de los 35-40 años y es una de las causas principales de envejecimiento de la piel.

Hay otros tipos de manchas relacionadas con los cambios hormonales, por ejemplo durante un embarazo, el uso de pastillas anticonceptivas u otros tratamientos de carácter hormonal. Este tipo de manchas se denominan melasmas y aparecen más frecuentemente en la frente, mejillas o labio superior en las mujeres jóvenes. El tamaño es un poquito mayor y la forma irregular con bordes sin definir.

¿Cómo se pueden tratar las manchas de la piel?

Las manchas de la piel se pueden eliminar mediante diferentes tratamientos.

Las manchas hormonales mejoran con tratamientos como cremas despigmentantes y peelings químicos. Estos tratamientos exfolian la piel con la aplicación de sustancias en una o varias sesiones. Cuando se eliminan las capas superficiales de la epidermis, se mejoran también las manchas y se rejuvenece la piel.

En el caso de los léntigos, el tratamiento se realiza con láser.

Con estos tratamientos se eliminan las manchas de la piel, aunque siempre hay que continuar con la protección para evitar que las manchas vuelvan a aparecer. Entre los consejos a seguir, se recomienda protegerse del sol para evitar que las manchas vuelvan a aparecer y utilizar prendas de vestir que oculten tu piel cuando no tengas crema.

Fuente: topdoctors.es

Entrada anterior
La testosterona y el riesgo cardiovascular
Entrada siguiente
Tomar muchas bebidas azucaradas se asocia a un mayor riesgo de muerte
Menú