Láser CO2 fraccionado para rejuvenecer el rostro

Láser CO2 fraccionado para rejuvenecer el rostro

Actualidad Médica

El láser fraccionado de CO2 es un sistema de luz empleado para hacer un resurfacing o formación de la piel, regenerada. Permite un rejuvenecimiento facial sin invasión. Se le denomina láser fraccionado porque la lesión controlada que producen los haces de luz mantiene zonas de piel indemnes, lo que permite rápida recuperación.

¿Quién puede someterse a un tratamiento de resurfacing?

El tratamiento de láser CO2 fraccionado se indica en pieles fotoenvejecidas con arrugas, manchas y leve flacidez. El recambio de la piel y la aparición de la nueva permiten atenuar las arrugas y las manchas, y tensar la zona tratada.

¿En qué consiste la intervención de láser CO2 fraccionado?

Es un tratamiento que se lleva a cabo por parte del especialista en Medicina Estética de manera ambulatoria, con anestesia tópica. La intervención dura unos 20-30 minutos.

Es importante analizar y valorar cómo va evolucionando la piel en los días posteriores, ya que después del tratamiento la zona estará enrojecida e hinchada, con leve sensación de calor, picor o escozor, que se calma al cabo de unas horas. En los días posteriores pueden aparecer unos “puntos oscuros” en la piel que, poco a poco, se irán descamando, apareciendo la piel nueva, más tensa, con menos arrugas e imperfecciones.

Es esencial que, durante los días posteriores a la intervención, la piel se hidrate mucho, con productos adecuados. La piel podrá maquillarse al cabo de una semana y el “efecto tensado” mejorará durante los primeros seis meses. Es imprescindible el uso de protección solar tras el resurfacing.

Fuente: topdoctors.es

,
Entrada anterior
¿Es la inteligencia artificial el futuro de la medicina estética?
Entrada siguiente
La Medicina Estética ayuda a asumir el paso del tiempo
Menú