Los diferentes tipos de rostro y cómo abordarlos según su anatomía

Los diferentes tipos de rostro y cómo abordarlos según su anatomía

Actualidad Médica

Es una de las partes del cuerpo con la que nos sentimos más identificados, de hecho, es considerada tan importante que a lo largo de la historia se han desarrollado diferentes tipos de estudio que han pretendido (entre otros múltiples objetivos) buscar las maneras de embellecerla con éxito para resultar más atractivos.

En este sentido, a menudo recurrimos a diferentes técnicas con el fin de acentuar nuestros rasgos más atractivos y disimular lo que consideramos imperfecciones. Para ello, resulta de utilidad analizar el efecto sobre el rostro y clasificar los tipos de rostro en función de distintos criterios, entre ellos el de su forma.

Es posible encontrar distintas maneras de clasificar los tipos de rostro. Sin embargo, la más habitual es la que utiliza la forma como criterio. George Westmore fue uno de los pioneros en realizar este tipo de clasificación, teniendo en cuenta las proporciones existentes entre anchura y altura de la cara tanto en general como en relación entre puntos clave como el mentón y la mandíbula, los pómulos y la frente.

1. Rostro redondo

Este tipo de rostro se caracteriza por tener aproximadamente la misma altura que anchura, generando una figura circular en la que no se observan formas angulosas sino curvas y en la que las mejillas se acercan al mentón, además de pómulos anchos. Suelen dar impresión de placidez y dulzura, así como de jovialidad (si bien en ocasiones también de cierta infantilidad). Ejemplos de rostro redondo lo podemos encontrar en Martin Freeman en el caso de los hombres o Drew Barrymore o Marilyn Monroe en el de las mujeres. Estéticamente, suele recomendarse la búsqueda de elementos que disminuyan la imagen de redondez y potencien la generación de ángulos.

2. Rostro ovalado

El rostro ovalado es considerado como la forma de rostro más armonioso y favorecedor en general pero especialmente en el sexo femenino, siendo el más cercano al ideal de belleza propio de los cánones estéticos de nuestra sociedad actual. Al igual que el rostro redondo, nos encontramos con una forma de cara en la que prevalecen las curvas, si bien el rostro es más alargado que ancho. La barbilla tiende a ser más corta que la frente y suelen marcarse mucho las mejillas. Ejemplos de rostro ovalado lo encontramos en Sharon Stone, Grace Kelly o Beyoncé en mujeres y Adam Levine en el caso de los hombres. A nivel estético, al ser tan cercano al ideal de belleza, no suelen recomendarse grandes correcciones.

3. Rostro cuadrado

El rostro cuadrado se caracteriza por una forma de cara muy angulosa y de rasgos marcados. En este tipo de rostros frente y mandíbula son por lo general igual de anchos, una anchura que se corresponde con la altura de la cara. Los maxilares suelen estar muy marcados. El rostro cuadrado suele vincularse a la masculinidad, la fuerza y la estabilidad, siendo por lo general más valorado en el sexo masculino. Ejemplos de tipos de rostro cuadrados los podemos encontrar en Demi Moore, Sylvester Stallone o Arnold Schwarzenegger. A nivel estético se suele recomendar tratamientos que reduzcan la angulosidad del rostro.

4. Rostro rectangular

Podemos considerar el tipo de rostro rectangular o alargado como la versión cuadrada del rostro ovalado. En él vemos una frente por lo general larga, pómulos altos y rasgos no muy marcados. A menudo es difícil de distinguir del cuadrado (aunque su barbilla suele ser más redondeada) y del ovalado. Ejemplos de este tipo de rostro lo encontramos en Claudia Schiffer, Gwyneth Paltrow o David Beckham. A nivel estético se recomienda disminuir la anchura de la cara, buscando redondearla.

5. Rostro hexagonal

El rostro de forma hexagonal, también llamado de forma de diamante, se caracteriza por unos pómulos muy marcados que destacan en anchura en comparación con mandíbula y frente. El mentón tiende a estar marcado. Scarlett Johansson es un un ejemplo, así como también George Clooney o Robert Pattison. Se recomienda suavizar sin ocultar los pómulos y evitar recargar el área entre las orejas y el pómulo.

6. Rostro triangular

El rostro triangular se caracteriza por una mandíbula amplia y una frente estrecha en comparación, con los pómulos en una situación intermedia. Con este tipo de rostro resulta recomendable dejar la frente despejada.

7. Rostro triángulo invertido

El rostro en forma de corazón, también llamado triángulo invertido, se caracteriza por tener unos pómulos más anchos que la mandíbula pero esta menos que la frente. La barbilla es delicada y a veces puntiaguda. Rihanna, Shakira o Jennifer Love Hewitt tienen este tipo de rostro, así como Ryan Gosling en el caso de los hombres. A nivel estético, suele recomendarse emplear elementos que ayuden a ensanchar la mandíbula, o reducir el tamaño de la frente.

Fuente: psicologiaymente.com

Entrada anterior
Ácido retinoico y fotoenvejecimiento
Entrada siguiente
¿Conoces cuáles son las funciones de la piel?
Menú