Cómo eliminar las manchas de la piel más frecuentes

¿Cómo eliminar las manchas de la piel más frecuentes?

Actualidad Médica

Las manchas en la piel son alteraciones en la uniformidad del tono o color de una determinada zona de la piel. Aunque existen manchas blancas o más pálidas que la piel de alrededor, e incluso rosadas o rojizas, las manchas que motivan un mayor número de consultas son las que tienen diferentes tonos de marrón. Este color se debe habitualmente a un exceso del pigmento habitual de la piel (melanina).

Manchas más frecuentes producidas por el Sol

La exposición al Sol influye sobre cualquier tipo de mancha en la piel, bien sea oscureciéndola de forma transitoria (pecas, lunares) o permanente (melasma), o favoreciendo su aparición (léntigos o manchas de la edad, pigmentaciones postinflamatorias).

Las manchas de la piel más frecuentes son:

Melasmas: de color marrón oscuro o claro, con bordes irregulares, que suele aparecer en la frente, pómulos, labio superior y mentón y simétricamente a ambos lados de la cara. Aparecen por cambios hormonales, durante el embarazo, la toma de anticonceptivos o la menopausia.

Léntigos solares: manchas planas, pequeñas y con forma redondeada. De color uniforme. Suelen salir en cara, escote y manos principalmente. Aparecen en las pieles claras y hacen acto de presencia a partir de los 40 años o antes por la sobreexposición al sol.

Manchas de la edad o “léntigos seniles”: forma redondeada, y de un color amarillo. Con el tiempo aumentan de tamaño y número y se vuelven más oscuras. Aparecen sobretodo en pieles oscuras. Salen alrededor de los 50 años por envejecimiento.

Manchas por acné o eccemas: localizadas en rostro y cuerpo, aunque no le haya dado el sol. Salen tras una inflamación aguda o crónica por acné, herpes, quemaduras.

Melanosis por sensabilizantes: por exposición solar, por usar perfumes o por algunos medicamentos.

En relación al perfil de riesgo, las personas con la piel más clara deben cuidarse más para evitar lesiones o enfermedades. El médico recuerda que las personas de ojos y piel y pelo claros, con muchos lunares o con antecedentes familiares de cáncer de piel o melanoma, deben realizarse controles dermatológicos cada año, porque son las que mayor riesgo tienen. La edad o la sobreexposición al Sol son dos importantes factores de riesgo para las manchas cutáneas, pero existen otros que también las provocan, como los cambios hormonales o las inflamaciones crónicas.

Cómo evitar las manchas en la piel por el Sol
 
Cualquier medida destinada a combatir o a prevenir la aparición de manchas en la piel ha de ir invariablemente asociada con medidas de protección solar: cremas, geles, spray, leches, lociones y emulsiones con factor de protección alto (FPS 50), que protegen de la radiación ultravioleta, aunque también es aconsejable el uso de sombreros, gafas de sol y camisetas de manga larga.

4 tratamientos para eliminar las manchas cutáneas
 
Una vez las las manchas ya han afectado la piel, existen una serie de tratamientos médico estéticos para combatirlas, entre ellos los más utilizados son:

– Cremas despigmentantes.
– Uso de instrumentos como el láser (variando las sesiones en función del paciente).
– Aplicación de peelings (ácidos y sustancias despigmentantes, como la vitamina C en diferentes concentraciones).
– Terapia fotodinámica. Sin olvidar que la piel tiene efecto memoria.

Fuente: topdoctors.es

, ,
Entrada anterior
Cómo afectan los genes a la belleza facial
Entrada siguiente
Confirmado: Dulce contra la depresión = mala elección
Menú