En qué zonas del rostro puede aplicarse el ácido hialurónico

¿En qué zonas del rostro puede aplicarse el ácido hialurónico?

Actualidad Médica

La cara pierde elasticidad con el paso del tiempo, se altera su simetría y equilibrio y se vuelve menos flexible. El ácido hialurónico es una molécula de síntesis que se infiltra en la piel y devuelve el volumen perdido.

Las principales zonas del rostro sobre las que se aplica son:

Labios. En esta zona el ácido hialurónico aporta hidratación y volumen y suele elegirse hialurónicos elásticos para que se adapten mejor al tejido.

Mejillas. En este caso se utilizan productos densos y se aplican en profundidad para conseguir una reposición natural de volumen.

Entrecejo. Es una zona delicada dada la cantidad de vasos que riegan la zona, ya que la embolización de alguno de ellos podría generar necrosis de tejido.

Patas de gallo. Es otra de las zonas más delicadas debido a la presencia de vasos linfáticos. La compresión puede llegar a ocasionar un edema.

Ojeras. Aplicar ácido hialurónico en esta zona es una técnica que debe realizar un experto y que requiere de un gran conocimiento de la anatomía de la zona.

¿Cuánto dura el tratamiento?

La absorción del ácido hialurónico es mayor en zonas vascularizadas como los labios, pero más complicada en pómulos y ojeras. No obstante, el resultado final dependerá de la capacidad de cada paciente para degradar el ácido.

Es conveniente recordar que el ácido hialurónico se degrada de forma natural con el paso del tiempo gracias a la presencia de la enzima hialuronidasa. Se puede recurrir a ella en casos en los que el resultado final no convenza al paciente.

Fuente: topdoctors.es

,
Entrada anterior
Razones científicas para reír
Entrada siguiente
Retoques estéticos que serán tendencia en 2020
Menú