Nutricosmética para embellecer la piel

Nutricosmética para embellecer la piel

Actualidad Médica

La nutricosmética se basa en suplementos alimenticios que contribuyen a la belleza y salud de la piel, las uñas y el cabello. Nuestro organismo obtiene todos los nutrientes que necesita de los alimentos. De ahí que sea muy importante mantener una alimentación sana y equilibrada.

No obstante, y a pesar de llevar una alimentación saludable, hay ciertos perfiles en que el organismo puede tener un déficit de los nutrientes imprescindibles para lucir una piel sana y bonita, causado por:

Estilo de vida. Las personas que consumen habitualmente alcohol y tabaco, e incluso deportistas, quienes necesitan un aporte extra de nutrientes.

Influencia ambiental. Contaminación, exposición al sol, estancias prolongadas en espacios con calefacción, aires acondicionados o altas temperaturas.

Etapas de la vida, tales como la menopausia o la perimenopausia.

Edad. Sobre todo cuando estamos próximos o nos encontramos en la tercera edad, ya que el organismo pierde la capacidad de asimilar los nutrientes de los alimentos.

Principales nutrientes para la salud y belleza de la piel en Nutricosmética

Es importante destacar que, antes de iniciar un tratamiento de Nutricosmética, se debe consultar con el especialista en Medicina Estética, ya que ciertos nutrientes consumidos en exceso pueden ser tóxicos, como la vitamina A. Algunos de los nutrientes que son muy recomendables para nuestro cuerpo son:

Aceite de Onagra

Se obtiene de las semillas de una planta, la Oenothera Biennis. Su aceite ayuda a regular los desequilibrios hormonales que, cuando se dan en la piel, pueden provocar acné, eccema o psoriasis.

Ácido hialurónico

El envejecimiento de la piel está relacionado con la pérdida de su humedad, lo que provoca menor elasticidad (más flacidez) y que aparezcan arrugas. El ácido hialurónico mantiene la hidratación de la piel.

Astaxantina

Se encuentra en peces como la dorada y el salmón y en crustáceos, como los cangrejos y los camarones. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, por lo que influye en la reducción de formación de arrugas.

Colágeno

Es una proteína que produce nuestro cuerpo. Ayuda a dar soporte y estructura a distintos tejidos conectivos: huesos, cartílagos, tendones y piel. Según envejecemos los niveles de colágeno van disminuyendo. En la piel (a nivel estético), se traduce en la pérdida del volumen natural de la juventud (depresión cutánea) y la aparición de arrugas.

Curcumina

Es una especia con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas, contribuyendo en la salud de la piel.

Vitamina A

Facilita la producción de colágeno, manteniendo la piel tersa y firme. Además, favorece que la piel se regenere.

Vitamina E

Es esencial en la estructura de las células y evita su degeneración o envejecimiento. Tiene grandes beneficios para la piel, por lo que se la conoce como la vitamina de la belleza.

Vitamina C

Si una piel está sana tiene grande concentración de vitamina C. Ayuda en la estimulación de la síntesis de colágeno y a la protección antioxidante. Se la conoce como el gran iluminador, ya que ayuda a mantener el tono de la piel, evitando aquellos apagados e incluso las ojeras.

Vitamina H o biotina

Si nuestro cuerpo está falto de esta vitamina puede influir en el aspecto de la piel (sequedad o picor) pero también producir enfermedades como acné o psoriasis.

Vitamina K

Es de gran ayuda en pieles atópicas, ya que es un calmante y alivia su enrojecimiento.

Fuente: topdoctors.es

, ,
Entrada anterior
Cómo actuar ante un ataque de epilepsia
Entrada siguiente
Exfoliación corporal: ideal para preparar la piel antes de las fiestas de carnaval
Menú