Protocolos médico estéticos para rejuvenecer la mirada

Protocolos médico estéticos para rejuvenecer la mirada

Actualidad Médica

Es cierto que la zona de la mirada es delicada, donde la piel es muy fina, que además está muy vascularizada y muy cerca del cuenco orbitario. Por ello, es importante que la técnica sea aplicada por un experto para evitar problemas, tales como posibles hematomas, edemas y sobre correcciones.

Actualmente, la medicina estética ofrece variedad de tratamientos para mejorar el aspecto general de los pacientes. Su rostro antes reflejaba agotamiento y tristeza, como consecuencia unas veces de la genética y otras de las circunstancias de la vida que nos toca vivir. Realmente, el poder de la mirada dice tanto que muchas veces sobran las palabras.

Las ojeras han sido siempre un problema estético con difícil solución. A medida que maduramos, esa mirada chispeante se va perdiendo. Y la mirada habla por sí sola. Tan solo basta un segundo para detectar el estado anímico de una persona mirándola a los ojos.

Por lo general, las personas no queremos mostrar nuestros sentimientos en la vista y preferimos camuflar nuestras emociones. Por ese motivo, es de vital importancia que cuando viene una paciente para realizar un tratamiento facial, escuchemos sus expectativas y nos interesemos por conocer su estado emocional. Esto permite transmitirle el tratamiento más adecuado para sus necesidades.

Para la caída de los ojos: se aplican dos unidades de Toxina Botulínica en el ángulo exterior de cada ojo para que quede la mirada más abierta. Otra opción es aplicando hilos.

Para la pérdida de grasa a nivel periocular: tratamos la zona con relleno de ácido hialurónico semireticulado, además de con un complejo de aminoácidos, antioxidantes y vitamina B6.

Para la coloración violácea por estrés: se aplica carboxiterapia para mejorar la oxigenación de la ocular. Después, aplicamos una inyección de 10-20 cc de CO2 en cada ojera y a continuación masajeamos para activar la circulación y reducir el color azulado.

Actualmente, es posible transformar una mirada de triste y de cansada, en otra relajada y fresca, obteniendo un buen resultado sin tener que recurrir a la cirugía.

Fuente: topdoctors.es

Entrada anterior
Axilas y entrepierna manchadas: causas y tratamiento
Entrada siguiente
Papel potencial del microbioma en el acné
Menú