Devolviendo la vitalidad al rostro cansado

Devolviendo la vitalidad al rostro cansado

Actualidad Médica

La mirada es la zona de la cara que proyecta más emociones, de manera que cuando una persona tiene bolsas y ojeras, el rostro muestra un aspecto cansado y apagado, revelando el estado de ánimo de la persona. Por eso, es importante cuidar el contorno de los ojos, para dar vitalidad y frescura al rostro.

Las ojeras: factores de aparición

La aparición de las ojeras se debe a que la piel del contorno del ojo se vuelve más fina y menos tersa, de manera que los vasos sanguíneos se hacen más visibles. Generalmente, las ojeras aparecen por causas hereditarias. Sin embargo, existen algunos factores que pueden empeorarlas y hacerlas más visibles, como son el cansancio y la falta de sueño, la retención de líquidos, el tabaco, el estrés, los cambios hormonales o ciertos medicamentos y enfermedades. En otros casos, la zona de la ojera se oscurece a causa de un componente pigmentario.

Las bolsas de los ojos: mirada cansada

Las bolsas de los ojos se forman con el paso de los años y pueden aportar un aspecto cansado y entristecido a la mirada. La debilitación de los músculos y la piel que está alrededor de los ojos produce una acumulación de grasa y líquido en la zona de los párpados, que forma las bolsas de los ojos.

El ácido hialurónico para mantener la piel hidratada

Uno de los elementos que más influye en la aparición de las ojeras y las bolsas es la falta de ácido hialurónico, un componente fundamental para que la piel se mantenga sana y bella. El ácido hialurónico retiene el agua, manteniendo la piel hidratada y con un aspecto saludable.

Sin embargo, esta sustancia se va perdiendo con el paso del tiempo a causa de varios factores externos, como la contaminación, la falta de sueño, el estrés o la exposición al sol. De esta manera, el ácido hialurónico se va reduciendo con la edad y la piel se vuelve más seca, delgada y frágil, sobre todo la parte del contorno de los ojos.

Tratamiento dermoestético para eliminar las bolsas y ojeras

Para eliminar las bolsas y las ojeras existe un tratamiento dermoestético, que consiste en realizar pequeñas inyecciones de un nuevo ácido hialurónico en puntos concretos del contorno de los ojos, consiguiendo tratar esta zona sensible. A través del uso de este nuevo gel inyectable, se estimula la producción de colágeno y elastina, a la vez que se protege la piel frente a la oxidación. También consigue mejorar la depresión causada por la bolsa, pero debe valorarse muy bien cada caso, porqué si se trata de bolsas de grasa la mejor opción es la cirugía mínimamente invasiva de esta zona (blefaroplastia).

Este tratamiento, que es totalmente no alergénico, tiene un gran poder hidratante, que ayuda a mantener la elasticidad de la piel. Los resultados son visibles desde la primera sesión y duran entre 9 y 12 meses.

Otros tratamientos para una mirada fresca y descansada

Tratamientos con bótox y con plasma rico en plaquetas.

Tratamientos con láser fraccionado no ablativo o luz pulsada: ayudan a mejorar la pigmentación y redensificar la piel de la zona.

En paralelo a estos tratamientos, es necesario seguir unas pautas correctas en casa para mantener cuidada la delicada zona del contorno de los ojos, donde la piel es más fina y vulnerable.

Fuente: topdoctors.es

, ,
Entrada anterior
Tendencias en Medicina Estética para 2020
Entrada siguiente
Tratamientos para atenuar las arrugas nasogenianas
Menú