Estudio: 1 de cada 10 personas que se somete a una cirugía estética lo hace influida por los selfies

Estudio: 1 de cada 10 personas que se somete a una cirugía estética lo hace influida por los selfies

Actualidad Médica

Mientas Instagram anuncia que retirará sus filtros relacionados con la cirugía estética, los selfis continúan generando un número relevante de intervenciones médico estéticas y quirúrgicas entre los más jóvenes.

Según la American Society for Aesthetic Plastic Surgery, el 20% de los procedimientos quirúrgicos y estéticos se realizan entre los 18 y 24 años. Además, una de cada diez personas que se somete a una intervención de cirugía estética lo hace influida por los selfies y los filtros de las redes sociales. Según la, Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), el 10,5% de los pacientes acude a una consulta de medicina estética influido por las redes sociales, mientras que un 4,99% lo hace por la influencia de alguna celebridad y su deseo de parecerse más a ella.

El canon de belleza actual

Los cánones de belleza actuales definen también los tratamientos que más se realizan en las clínicas de medicina estética y cirugía plástica y estética. En este contexto, los expertos ya visualizan un claro incremento en la demanda de ciertos tratamientos, sobre todo en los relacionados con el embellecimiento de cuerpo y rostro.

El doctor Pierre Nicolau, referente en cirugía plástica y estética, enumera algunos de los tratamientos más solicitados. “En las intervenciones quirúrgicas destacan las que se realizan para colocar implantes mamarios y las liposucciones, seguidas por el aumento en el volumen de los glúteos. En el caso de las intervenciones no quirúrgicas, los tratamientos con toxina botulínica para tratar las primeras arrugas de la frente son los más demandados, así como los productos de relleno para modificar la nariz y la apariencia general del rostro, al igual que en el caso del resto de la piel con mesoterapia”.

Sin embargo, las intervenciones estéticas también tienen un límite, ya que en todo momento deben prevalecer los criterios médicos y la salud del paciente, por encima de cualquier otro canon.

Según los expertos, parecerse al resultado de los filtros de las redes sociales, o a los famosos del momento, no es un proceso fácil de conseguir ni posible en la mayoría de los casos.

“Modificar las estructuras óseas y musculares de un paciente solo es posible con procedimientos extremadamente pesados y difíciles, lo que da lugar a cambios demasiado extremos y caras deformadas. Debemos respetar las proporciones del cuerpo humano y las posibilidades de cada paciente, por eso es de vital importancia recibir el asesoramiento adecuado por parte de cirujanos expertos y titulados”, afirma el Doctor Nicolau.

Fuente: beautymed.es

,
Entrada anterior
Los juegos de mesa pueden ayudar a evitar el deterioro cognitivo
Entrada siguiente
Drenaje linfático para combatir la celulitis
Menú