Cómo preparar aguas
saborizadas en casa

Dra. Sasha Castillo Chanis
Médico General
Magister en Medicina Estética

No hay duda de que la bebida más sana que podemos consumir en nuestro día a día es el agua. El consumo de agua diario es vital para mantenernos hidratados y obtener una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Sin embargo, en ocasiones nos cansamos de consumir sólo agua y queremos disfrutar de algo con más sabor.

Para no tener que recurrir a refrescos azucarados o gaseosas, una buena opción es preparar aguas vitaminadas. ¿Has oído hablar de ellas?

Las aguas vitaminadas son unos refrescos o aguas saborizadas hechas en casa, las cuales tienen un plus de vitaminas y sabor para disfrutar todos los días. Son una excelente opción para variar el agua sin dejar de recibir todos sus beneficios, aportándole a nuestro cuerpo bondades adicionales.

Estas deliciosas bebidas son muy fáciles de preparar, no utilizan colorantes ni saborizantes y aportan los beneficios de las frutas y las hierbas.

¿Cómo preparar las aguas vitaminadas?

Las aguas vitaminadas son muy fáciles de preparar y puedes variar el sabor todos los días para hacer más divertido el hábito de beber agua diariamente. Recuerda que el agua es esencial para mantenerte hidratado y debes consumir una buena cantidad al día según tu peso.

En primer lugar, elige las frutas y hierbas seleccionadas según el tipo de agua que quieres preparar y las lavas muy bien. Posteriormente, corta las frutas en dados o gajos, y colócalas en una jarra con un litro de agua y las hierbas.

Deja reposar el agua de cinco a seis horas en la nevera, de modo que pueda adquirir color, sabor y aroma.

Finalmente, puedes consumirla para aprovechar todos sus beneficios. Las porciones de frutas y de hierbas a utilizar pueden variar según la intensidad de sabor, color y aroma que desees. Para empezar, puedes utilizar una o dos porciones y, adicionalmente, las puedes endulzar con miel de abejas.

Entrada anterior
Estrés y
obesidad
Entrada siguiente
Beneficios del
vinagre de manzana

No hay resultados

Menú