Alimentación y vida sana: Cómo empezar bien el nuevo año

Medicina Estética

El comienzo de año suele venir siempre acompañado de buenos propósitos: cuidar nuestra alimentación, ponernos en forma y sentirnos más sanos son algunos de nuestros objetivos para 2018. Estas son algunas ideas para pongas en práctica y cuides de tu salud desde hoy mismo.

Come sano. Olvídate de las dietas milagro y aprende a comer con moderación y planificando tus menús semanales. Recuerda que lo ideal es respetar las cinco comidas diarias recomendadas y apostar por una dieta cuanto más variada mejor; sobre todo abundante en fruta y verdura, pescado a la plancha, cereales, pasta, arroz, legumbres, lácteos…Por supuesto, no olvides premiarte de vez en cuando con algún capricho.

Practica deporte. Dile adiós al ascensor: sube y baja escaleras para fortalecer glúteos y piernas y dedica al menos 30 minutos diarios al ejercicio físico. Puedes apuntarte al gym, a clases de Pilates o practicar deporte al aire libre con actividades como el running, el ciclismo.

Dile adiós al estrés y disfruta de cada momento. El estrés es el enemigo número uno de nuestra salud. De ahora en adelante, trata de evitar esas situaciones del día a día que te producen ansiedad y, al contrario, potencia esas otras actividades que te produzcan bienestar y calma.

Duerme más. No descansar lo suficiente daña nuestro organismo y nuestra salud. Los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas al día sin interrupciones para que nuestro cuerpo no se resienta.

Aprende a respirar correctamente. La respiración es vital, es el primer proceso fisiológico que realizamos de forma independiente. Pero respirar es mucho más que llenar de aire los pulmones. Algunas disciplinas como Yoga o Pilates te enseñan a relajar tensiones y mejorar la capacidad torácica a través de la respiración diafragmática que, además, fomenta la concentración.

Dedícate 30 minutos al día. No se puede conseguir la felicidad sin disfrutar de esas cosas que más te gustan: leer un libro, salir a pasear, ir al cine, al teatro, darte un baño relajante… Hacer planes en solitario nos ayuda a la vez a sentirnos mejor con los que nos rodean y contagiarles nuestro bienestar.

Cuida a tus familiares, amigos, compañeros. Mantener una red social sana es la base para crecer y vivir mejor. Construye relaciones donde nunca falte el respeto y el cariño.
Evita los tóxicos. El tabaco, el alcohol… comprometen tanto tu salud como tu mente. Son nocivos para tu piel, para tu mirada, para tu corazón… Hay que saber decir ‘basta’.

Realiza chequeos médicos periódicos según la edad y el sexo. Programar en la agenda revisiones médicas preventivas hará que cuidemos de nuestra salud como se merece. Como recomendación básica, los expertos recuerdan que las mujeres deben ser constantes en su visita al ginecólogo y los hombres realizarse una colonoscopia a partir de los 50.

¡Viaja por el mundo! La mejor manera de recargar pilas y relajarse y la mejor terapia para el alma y el corazón.

Fuente: enforma.hola.com

,
Entrada anterior
Comidas depurativas para después de Navidad
Entrada siguiente
Triactive facial contra el envejecimiento
Menú